Ir a noticiassin.com

¿Por qué no, lic. Danilo Medina?

Por:  |  Fecha: 17 marzo, 2017  4:25 PM |  En:  Enfoques,

 

Ciudadano Presidente de la República, ya que su pragmatismo político incluye aceptar que la Policía Nacional y la DNCD persigan, apresen, torturen, mutilen y asesinen a micro-delincuentes e incluso a jóvenes no culpables de delitos y luchadores sociales empobrecidos…

Ya que en contraste con esa realidad sus altas jerarquías anidan, se asocian y protegen a los capos de las mafias civiles, militares-policiales y empresariales, me voy a permitir hacerles algunas preguntas y recomendaciones…

Espero que sobre todo medite la última recomendación a la luz de sus recientes pronunciamientos respecto a su honestidad personal y familiar, a su “simpatía” por la Marcha Verde y a su “respaldo” a la lucha contra la impunidad, asegurándole al país que durante su gobierno “no habrá vacas sagradas” en materia de de delitos de Estado.

Me pregunto, que si esa era -y es- su convicción, ¿por qué cuando el pueblo acusaba de corrupción a su colega y presidente de su partido, Leonel Fernández y pedía sanciones ejemplares respondió a ese reclamo de justicia recomendando “no tirar piedras hacia atrás” y confiar en las promesas éticas de su gobierno?

¿Por qué después y ahora, no ha recurrido a las denuncias disponibles y a las informaciones que pueden obtener diversas entidades del Estado para perseguir, encarcelar y procesar –o en su defecto aplicarles la receta de los “intercambios de disparos” y “ejecuciones extrajudiciales”- a los grandes beneficiarios de la inflación de delincuencia uniformada y sin uniformar; muchos de ellos pertenecientes al Comité Político y al Comité Central del PLD, a fuerzas aliadas y a las altas instancias de su gobierno y del gran capital?

¿Por qué, ciudadano presidente, tanta pasividad y tantas maniobras frente a tantas evidencias contra tantos políticos y funcionarios civiles y militares, y frente a tantos empresarios inescrupulosos favorecidos por Usted y los presidentes que le antecedieron.

¿Por qué no ha movido una paja para condenar a los autores del asesinato de Orlando y a los que mataron a Narcisazo?

¿Por qué evadir que su actual Canciller es el dueño de la empresa que se apoderó ilegalmente de los Tres Brazos? ¿O qué Leonel Fernández fue el jefe de la operación fraudulenta de los Súper-Tucanos, el mismo personaje que aparece sonriente en las fotos con el narco-español Arturo del Tiempo Márquez, con Nelson Solano (el “Zar de la Heroína” en el Caribe), y que recibió de Quirino una alta suma de dinero?

¿Coincidencias fortuitas?

¿Por qué dejó gangrenar el CEA, no reacciona frente a la estafa de los scarners de la JCE y se hace el chivo loco ante las prácticas fraudulentas de FALCONDO y BARRICK GOLD y ante las numerosas concesiones mineras acompañadas de corruptelas?

Además, si Usted está tan seguro de no haber sobrevaluado las plantas a carbón de Punta Catalina, si no se combinó con Lula en esa estafa, si en verdad no ha recibido el dinero sucio de ODEBERECH de la mano de su asesor de imagen y sobornador empedernido, Joao Santana, ¿por qué no acepta una investigación y una acción de justicia independiente? ¡Bien extraño!

Presidente: su presidencia, su congreso, su ministerio público, sus altas cortes, su cámara de cuentas, su policía, los tribunales controlados por su partido y fuerzas aliadas, deberían servir para otra cosa, pero en verdad se han podrido y están instrumentalizadas para generar impunidad. ¿No lo cree así, Lic. Medina?

Le recomiendo detenerse a pensar en esas terribles incongruencias, reveladoras de una determinación presidencial de encubrimiento y protección de graves delitos de Estado.

¿Por qué no se sacude e intenta al menos mostrar arrepentimiento ante tantas evidencias? ¿Por qué no se dispone a escarmentar a los ladrones y asesinos de nombres sonoros pertenecientes a la alta partidocracia de todos los colores, al CONEP, la Policía, la DNCD y las FFAA?

Hay vías a su alcance para un gesto en esa dirección.

Le recomendaría, por ejemplo, que si su amistad con EEUU tiene una fuerte zapata como suponemos, le solicite un portaviones para enviar a trabajar a sus Bases Militares en el Pacífico a todas sus bocinas, calieses, sicarios, narco-generales, femenicidas, depredadores, legisladores, fiscales y jueces corruptos, y a los vagos que en su gobierno cobran sin trabajar.

Pero como en verdad lo observo incapaz de un gesto de ese tipo o algo parecido, como parece inevitable que esta podredumbre que empobrece a la mayoría de la sociedad continúe mientras dure su gobierno y permanezca este sistema bajo su mandato (u otro similar), me parece mejor que Usted le solicite a la NASA un cohete inter-espacial para largarse suavecito a la Luna o a Júpiter junto a sus más íntimos colaboradores, a los cogollos empresariales mafiosos y a sus alcancías y socios mercuriales; facilitando así, que sin traumas mayores, este pueblo -indignado y vestido de verde- se libere de esta pesadilla y pueda dedicarse a crear, a través de un poder constituyente, una nueva institucionalidad y, en perspectiva, una sociedad donde impere la solidaridad, la justicia, la honestidad en la gestión pública, la libertad y el bienestar colectivo.

Comparte
Más de Enfoques