En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Las crisis

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

No he conocido a nadie que a lo largo de su vida de una forma u otra no haya tenido tiempos difíciles o de crisis, esto es muy normal, pues la vida de todo ser humano está llena de altas y bajas, ahora bien lo más importante es el superar las crisis. El famoso científico Albert Einstein dijo: “Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones”.

Las crisis son las que nos permiten tomar conciencia que todas las cosas de este mundo material, alguna vez terminan. Las crisis son parte de la vida, porque la vida es cambio y todo cambio produce crisis y esto ocurre en todos los niveles de la sociedad y de la vida del hombre y que no necesariamente tiene que ser desfavorable, sino que también puede estar indicando la necesidad urgente de un cambio, de una transformación, que a la larga producirá beneficios y que terminará siendo útil para el desarrollo del ser humano. Es solo cuando ocurre una crisis que el ser humano está en las mejores condiciones para cambiar, porque en situaciones normales nadie cambia.

Es en las crisis donde nacen las inventivas y las grandes estrategias, el problema es que muchas personas se llenan de pereza para encontrar las salidas y soluciones a las mismas. Es en las crisis donde aflora lo mejor de nosotros. Cuentan que, en la edad media, un hombre fue injustamente acusado de asesinar a una mujer. En realidad, el verdadero autor del crimen era una persona influyente y por eso buscaron un chivo expiatorio para echarle la culpa, y así encubrir al verdadero culpable. El hombre fue llevado a juicio, conociendo que tendría poca oportunidad de escapar al veredicto: ¡La Horca!

El juez, también cómplice, cuidó de que careciera juicio justo y le dijo al acusado: “Conociendo tu fama de hombre devoto del Señor, vamos a dejar en manos de El tu destino. Vamos a escribir en dos papeles separados las palabras culpable e inocente. Tu escogerás uno de ellos y será la mano de Dios la que decida tu destino”.

Por supuesto, el juez corrupto había preparado dos papeles con la misma leyenda: “culpable”, y la pobre víctima se dio cuenta que era una trampa; No había escapatoria. El juez conminó al hombre a tomar ya uno de los papeles doblados. ¿Qué piensas que hizo el condenado? El hombre inspiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados pensando, y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojo y con una extraña sonrisa, escogió uno de los papeles y, llevándolo a su boca, lo engulló rápidamente.

Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon airadamente. Pero ¿Qué hizo?… ¿Y ahora?… ¿Cómo vamos a saber el veredicto? “Es muy sencillo” respondió el acusado. “Es cuestión de leer el papel que queda y sabremos qué decía el que yo escogí”.

Con rezongos y disgustos mal disimulados, tuvieron que liberar al acusado, y jamás volvieron a molestarlo. Moraleja: Por más difícil que se nos presente una situación, nunca dejemos de buscar una salida a la crisis, tenemos que luchar hasta el último momento y ser creativos

Dijo el gran científico Albert Einstein: “Que en los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Recordemos siempre que las crisis son una bendición para las personas y los países, pues si siempre hacemos lo mismo no podemos esperar que las cosas cambien, pues el progreso solo se logra cuando tenemos que enfrentarnos a las mismas.

Termino con esta lectura que es tomada de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, Capitulo 10, Versículo 13 que dice así: “No os han sobrevenido pruebas superiores a vuestras fuerzas humanas. Dios es fiel y no permitirá que seáis tentados más allá de vuestras fuerzas. Con la tentación os dará el medio de superarla y la fuerza para resistir”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *