x

100 barcos filipinos zarpan hacia una zona en disputa con China

Nueva misión

En medio de los rumores de que Pekín respondería enviando una "fuerza enorme" para bloquear el bajo de Masinloc, la Guardia Costera china realizó un simulacro rutinario de rescate en las aguas cercanas a la zona en disputa.

Imagen sin descripción

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Una flotilla civil compuesta por un centenar de barcos pesqueros filipinos, en su mayoría de pequeño tamaño, zarpó este miércoles rumbo al bajo de Masinloc,​ también conocido como atolón de Scarborough, una área en disputa en el mar de la China Meridional controlada por Pekín.

La expedición, organizada por activistas y voluntarios de la organización Atin Ito (‘Esto es nuestro’, en tagalo), tiene como objetivo colocar pequeñas boyas flotantes y distribuir paquetes de alimentos y combustible a los pescadores filipinos para reafirmar los reclamos territoriales de Manila.

«Nuestra misión es pacífica, se basa en el derecho internacional y tiene como objetivo hacer valer nuestros derechos soberanos», dijo Rafaela David, una de las principales organizadoras, citada por AP. Se trata del segundo intento de este grupo por reabastecer a los pescadores filipinos. En diciembre pasado, intentaron llegar al también disputado banco de arena Ayungin, pero regresaron luego de que barcos chinos comenzaron a seguirlos.

En medio de los rumores de que Pekín respondería enviando una «fuerza enorme» para bloquear el bajo de Masinloc, la Guardia Costera china realizó un simulacro rutinario de rescate en las aguas cercanas a la zona en disputa.

«Muchos barcos pesqueros chinos están operando en las aguas frente a la isla de Huangyan [Scarborough], y la Guardia Costera de China lleva a cabo periódicamente entrenamientos de salvamento en el mar para garantizar la seguridad de las personas a bordo de los barcos», comunicó la institución, citada por South China Morning Post.

Aumento de tensiones

La expedición de la organización civil se produce semanas después de que la Guardia Costera del gigante asiático desalojó con cañones de agua a dos embarcaciones filipinas en el atolón, lo que provocó que Filipinas convoque al embajador chino en su país.

Los incidentes tienen lugar en un contexto de aumento de tensiones entre Filipinas y China en los últimos meses, durante los cuales Pekín y Manila han intercambiado acusaciones por enfrentamientos entre barcos pesqueros, guardacostas y otras embarcaciones en el mar de la China Meridional.

China y Filipinas se disputan la soberanía del bajo de Masinloc, un rico banco de pesca ubicado a unos 200 kilómetros de Filipinas y 850 kilómetros de China. El control de este atolón es estratégico para Pekín, que reclama los derechos sobre la mayor parte del mar de la China Meridional.
El mar de la China Meridional ha sido una fuente constante de tensión durante años, al ser objeto de reclamaciones territoriales y marítimas por parte de múltiples actores de la región: China, Vietnam, Filipinas, Taiwán, Malasia, Indonesia y Brunéi.

Comenta con facebook