x

11-5. Montas controla con su serpentina a los Vigilantes

Montas (4-1) permitió nueve imparables, tres carreras, dio dos pasaportes y retiró a seis por la vía del ponche para conseguir su cuarto triunfo en lo que va de temporada.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

OAKLAND.- El abridor dominicano Frankie Montas lanzó cinco episodios y dos tercios para los Atléticos de Oakland, que ganaron 11-5 a los Vigilantes de Texas.

Montas (4-1) permitió nueve imparables, tres carreras, dio dos pasaportes y retiró a seis por la vía del ponche para conseguir su cuarto triunfo en lo que va de temporada.

El dominicano enfrentó a 27 bateadores con 107 lanzamientos, de los cuales 68 fueron a la zona del strike y dejó en 3,10 su promedio de efectividad.

El antesalista Matt Chapman (7) pegó de cuatro esquinas en el primer episodio, solitario.

Por los Vigilantes la derrota a cargó el abridor Lance Lynn (2-2) en tres episodios y un tercio, aceptando nueve imparables, jonrón y ocho carreras. 

Comenta con facebook
Recientes
Contenido más reciente en Noticias SIN
Mundo

Haití busca redactar nueva Constitución por medio de una «conferencia nacional» 

Mundo

La Fiscalía de Venezuela investiga «falso positivo» sobre atentado denunciado por Machado

País

Dos hombres mueren tras caerle encima un árbol en Yamasá

País

Exigen intervenir cañada que inunda las viviendas cada vez que llueve en Quita Sueño

País

Detienen hombre acusado de estafar personas con más de 500 millones

País

Posible aprobación del Código Penal genera debate entre los ciudadanos

Mundo

Maduro asegura ser el primero de «muchos presidentes chavistas» de Venezuela del siglo XXI

Mundo

Microsoft estima que el error de Crowdstrike afectó a 8,5 millones de dispositivos Windows

País

Raquel Peña inaugura obras en Monseñor Nouel y Espaillat para mejorar vías y servicio eléctrico

Mundo

María Corina Machado: «Maduro es pasado, ya lo derrotamos»

Mundo

Al menos 80 heridos en ataque israelí contra Al Hodeida

Salud

OPS emite alerta epidemiológica por virus de Oropouche