Logo
Ir a noticiassin.com

Urgente: ¡Construyamos otra historia!

Tony Pérez.

Tony Pérez.

En el malecón capitalino no había visto desfilar tanta gente sin mediación de dádivas, amenazas, alcohol y bulla, que en la marcha “Un paso por mi familia” efectuada el 25 de noviembre de 2012. El acontecimiento del año, para mí. Excelente.

Organizada por la Iglesia Católica, con el respaldo del Seguro Nacional de Salud (Senasa), esta actividad diversa me confirmó que el nuestro es un país bueno y con un luminoso futuro pese a la corrupción política y empresarial que tanta rabia y desesperanza ha sembrado. Pero también que anda desnutrido en términos de sinergias para obras sociales prioritarias. ¿Dónde estaría nuestro país si tanta gente buena trabajara día a día en la sola dirección de resolver las grandes debilidades sociales diagnosticadas?

Las maravillosas escenas que he presenciado me han puesto a pensar en que a las iglesias también les urge un mea culpa por el presente drama de violencia, drogas, prostitución, analfabetismo y corrupción. Porque no hay forma de avanzar sin reconocimiento de los errores.

La realidad exige hacer religión fuera de los templos, poniendo sus  indiscutibles capacidades y la credibilidad ganada al servicio de la erradicación de las lacras del sistema; sin embargo, son contados con los dedos de las manos los sacerdotes y religiosas que propagan la fe cristiana con el empoderamiento de las comunidades en la búsqueda de soluciones a sus problemas.

La construcción de valores no debe de limitarse a exponer discursos solemnes en un altar, cuando la gente está en las calles y las tensiones son crecientes. La mejor apuesta a ellos debería ser entonces el trabajo sistemático, permanente, codo a codo, con los sufridos, en sus territorios. “No basta rezar, si hacen falta muchas cosas para conseguir la paz”, cantan Los Guaraguaos.

Si hubiésemos estado bien focalizados y con integración de todos los sectores, seguro que hoy no nos lamentaríamos de casi un millón de analfabetas puros; de tanto muertos y lisiados por accidentes de tránsito; tantos alcohólicos y drogadictos, tanta inseguridad pública, tanta falta de institucionalidad.

La Navidad es buen tiempo para reflexionar ¡Construyamos otra historia!

Comenta con facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las más recientes
Tribunal rechaza seis pruebas contra Arsenio Quevero y otro imputado, acusados de sicariato

A su salida del tribunal Arsenio Quevedo aseguró que este caso corresponde a intereses que buscan sacarlo de la industria del transporte público en el país.

Ponen en circulación emisión postal “Conmemorativa al Centenario del Baloncesto en RD”.

El doctor Modesto Guzmán, director general del INPOSDOM, afirmó que esta institución, cumpliendo con su rol primordial de difusor de todo lo importante y característico de nuestro país, resalta a través de este sello el impacto de este ...

Aplazan medida de coerción de las doctoras Stefani, acusadas de mala práctica médica

El Ministerio Público solicitó un año de prisión preventiva contra las especialistas más temprano.

Fiscalía solicita un año de prisión preventiva contra doctoras acusadas de mala práctica médica

El caso estaba bajo investigación desde 2017 cuando El Informe presentó a 12 mujeres con deformaciones, a quienes le realizaron procesos invasivos sin estar habilitadas para tales fines.

Maduro "listo" para firmar y cumplir preacuerdo con oposición en diálogos

La oposición niega que todos los puntos del diálogo hayan sido acordados, como insiste Maduro, y alega que el tema de las elecciones y el destino de la Constituyente son puntos "trancados" en la mesa.

Historia Dominicana: Máximo Avilés Blonda, importante actor, escritor y periodista 

Avilés Blonda crea el grupo literario “Generación del 48”. Ese año acontece para ellos un hecho importante: llegan al país los poetas españoles Leopoldo Panero, Luis Rosales y Agustín de Foxá. El primero se interesa por la labor d...

Loading...
Relacionadas
Más de Enfoques