Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 225.30
Gasolina Regular
RD$: 210.20
Gasoil Premium
RD$: 180.60
Gasoil Regular
RD$: 165.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.35
48.93
Euro
58.00
65.00

 Historia Dominicana: los ingenios de azúcar

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Ubicados en Nigua, San Cristóbal, este  conjunto de industrias  compuesto por el  ingenio de Boca de Nigua, el ingenio de Diego Caballero, el ingenio de Engombe, el  ingenio de Palavé y el  ingenio Nuestra Señora de Monte Alegre o La Duquesa e ingenio de Sanate.

El antiguo Ingenio de Diego Caballero es un conjunto de estructuras y edificaciones que durante la época de la Colonia estuvo dedicado a la fabricación industrial del azúcar de caña utilizando la fuerza del agua (ingenio hidráulico).

El ingenio Diego Caballero era propiedad de quien fuera regidor y luego secretario de la Real Audiencia de Santo Domingo, Diego Caballero de la Rosa. Existía hacia el año 1538.

Sobre la colina se pueden identificar los restos de edificaciones y estructuras destechadas que componían el Ingenio de Diego Caballero: el molino de agua o ingenio, espacio semicircular limitado por muros de ladrillo donde se ubicaba la rueda de moler movida por el agua del río Nigua a través de acequias;

Además de la casa de calderas, donde se observan aún la estructura de los fogones construidos en ladrillo sobre los cuales se colocaban las pailas utilizadas para hervir los jugos de la caña.

Asimismo, la casa de purga, construcción en piedra y tapia de forma rectangular donde se colocaban las hormas de barro utilizadas para solidificar los jugos de caña después de ser cocidos al fuego, y la acequia, compuesta por canales de alimentación de agua y desagüe construidos en piedra, ladrillo y tapia.

Hay otras estructuras, muchas de los cuales no han sido aún liberadas, como el horno de ladrillo y el horno de hormas, el almacén, el embalse y el depósito de agua.

La industria azucarera del siglo XVI, a pesar de su alta tecnología y productividad, no acarreó desarrollo económico pues el crecimiento que conllevaba era frágil y circunstancial. Sus inicios en la isla de Santo Domingo están vinculados al agotamiento del oro, base económica de la isla y a la extinción de la raza aborigen.

Comenta con facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *