Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

El voto joven

25, mi edad actual, la misma que tenía Duarte cuando empezó la Trinitaria. Me pregunto, qué diría Duarte si viera la situación en la que está inmersa nuestro país actualmente? Será que cuando Duarte formó la trinitaria se sentiría tan dolido como me siento yo por ver lo que está pasando en nuestro país?

En mis 25 años de vida, he visto probablemente tres jugadores tirarse la pelota en el escenario político, sin que les de pena ni verguenza. Funcionan tal como funciona una banda de narcotraficantes; un día son mejores amigos y otro se acuchillan por la espalda, pero al final todos terminan protegiéndose unos a otros porque no quieren que aparezca un nuevo cartel en la ciudad.

Entonces los jóvenes resulta que no saben ni tienen por quién votar porque, por supuesto, viven en una falsa democracia y en un país donde no hay ideologías sino caudillos.

Cómo se puede esperar que un jóven a los 18 años pueda tomar una decisión propia sobre por quién debe votar si nadie les ha enseñado sobre lo que son las políticas públicas, sobre cuáles son los retos a los que se enfrentarán una vez culminen sus estudios (los que han sido tan dichosos de educarse, porque por lo general no todos gozan del privilegio).

Educar sobre temas de actualidad, sobre la situación competitiva de nuestro país en relación al mundo y el funcionamiento de los mercados debería de ser algo que sea más discutido entre la juventud y algo que se le enseñe, de manera que menos jóvenes se abstengan de votar.

El problema no es solamente que se abstengan, sinó que si deciden votar, no lo hacen basándose en una preferencia definida por una ideología sinó por el candidato que vaya a hacer la campaña más divertida. Y esa es la fatalidad de no educar a la población, que la economía y el sistema queda en manos de unos payasos que lo que hacen es entretener a una banda de ignorantes, sin importarles su progreso, su crecimiento, ni el de sus familias. Son unos falsos profetas de la democracia que no merecen ni el más mínimo respeto por parte de los ciudadanos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *