Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Un atraco o una ejecución? el crimen de un ex capitán PN

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Muy buenas noches, quiero agradecerle al país por la solidaridad expresada a todos los niveles, a raíz de la amenaza que se hizo contra mi personas desde una celda en La Victoria.

No tengo palabras para expresar mi gratitud a todos, especialmente a los periodistas que se unieron en la condena de este hecho, por considerarlo un atentado a la libre expresión y al derecho de los ciudadanos de ser orientados con un periodismo, critico, libre e independiente.

Igual los líderes de opinión, que dedicaron desde editoriales hasta extensos comentarios, por entender que en una sociedad democrática, podamos retroceder con hechos que puedan coartar el derecho del público de recibir informaciones sin ningún tipo de coacción o censurara. Gracias del alma. Esas amenazas no harán variar nuestra posición, porque como periodistas sabemos la responsabilidad irrenunciable que implica este trabajo.

Las amenazas surgen por el caso de Matías Avelino Castro, acusado de ser el autor intelectual del periodista José Silvestre de la Romana. El fallo en ese caso está pautado para darse a conocer este martes a las 2 de la tarde.

En el intervalo, el asesinato a tiros del ex capitán policial Cándido Medina Sánchez, que debía testificar en ese proceso, aún no ha sido esclarecido y la policía no demoró en calificar el hecho como un atraco.

Pero un testimonio ofrecido de forma exclusiva a El Informe da cuenta de que el celular que supuestamente le fue robado durante el crimen, fue levantado por la policía. Otro elemento que resulta extraño es que días antes de recibir los disparos que le cegaron la vida, individuos desconocidos rondaron el vecindario y fotografiaron el vehículo del ex oficial. Esto mueve a cuestionarse si realmente se trató de un atraco o si fue la ejecución de un testigo para silenciarlo.

Medina Sánchez acostumbraba a sentarse a diario en el lugar donde cayó abatido, a pocos metros de su residencia.

Es precisamente allí donde fueron recuperados siete casquillos de bala.

Entre las pertenencias que portaba al momento de ser acribillado también se encuentra la llave de su vehículo, el mismo que días antes fue fotografiado por desconocidos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *