X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 237,629
  • Nuevos casos 746
  • Fallecidos total 3,075
  • Nuevos fallecidos 9
  • Recuperados 188,300
  • Críticos
  • Pruebas 1,192,275
<< Mapa interactivo >>

28% de los menores chilenos que viven en campamentos trabaja, según Unicef

28% de los menores chilenos que viven en campamentos trabaja, según Unicef
28% de los menores chilenos que viven en campamentos trabaja, según Unicef

Menores que viven en campamentos

SANTIAGO DE CHILE.- Un 28 por ciento de los niños y adolescentes chilenos que viven en campamentos trabaja, lo que supone cerca de 16.800 menores de los 60.000 que se encuentran en esa situación, señala un estudio presentado hoy por Unicef y la organización Un Techo para Chile.

Según las últimas cifras oficiales disponibles, que datan de 2008, a nivel nacional trabajan unos 196.000 menores, de los cuales 107.000 lo hacen en condiciones inaceptables.

Esto supone, según los parámetros de la Unicef, que son menores de quince años, no asisten a la escuela, trabajan en la calle, de noche o por más tiempo que la jornada legalmente establecida para todos los trabajadores.

Con estas cifras a la mano, se infiere que un 8,5 % del total de menores que trabajan reside en campamentos, con viviendas muy precarias, carentes de canalización de agua potable, con calles sin asfaltar y con nula infraestructura urbana.

Según el estudio presentado hoy, esos menores dicen que han trabajado para ayudar a sus familias como empaquetadores de supermercados, en el comercio ambulante, lavando vehículos o recolectando cartones.

La mayoría de ellos ingresó al mundo laboral entre los 13 y los 15 años, precisa el informe «Vivir en Campamentos: La Voz de los Niños», que fue realizado por Un Techo para Chile y la Universidad Católica.

La investigación se llevó a cabo en los años 2009 y 2010 en 50 campamentos que se encuentran en las regiones de Antofagasta, Biobío y Metropolitana de Santiago, que concentran el 56 % de los campamentos del país.

En total, se estima que en Chile existen unos 700 campamentos que albergan a 30.000 familias, y que en ellos viven 60.000 menores.

En términos generales, el 68,9 % afirma que le gusta vivir en ellos, pero el 76,9 % dice que preferiría vivir en otro lugar.

Además, el 61,8 % de los niños y adolescentes encuestados tiene también otros familiares en esos poblados chabolistas.

Según el informe, lo que más les gusta de vivir en el campamento es que tienen amigos, conocen a sus vecinos y tienen mucho espacio para jugar, y lo que menos les gusta, el barro, el frío y la humedad en el invierno, la basura en las calles, la venta de drogas y las peleas callejeras.

En cuanto a la educación, el informe indica que el 88,8 % de ellos estudia, pero un 44,2 % dice que ha repetido algún curso, frente a las bajas cifras a nivel nacional, que se sitúan en el 4,5 % en el caso de la enseñanza básica y en el 8,1 % en la media.

En tanto, a nivel nacional, la deserción escolar es del 0,93 % en enseñanza básica y del 6,8 % en enseñanza básica, mientras que entre los niños y adolescentes que viven en campamentos esas cifras llegan al 13,3 %.

Un 23,2 % de los que abandonaron los estudios llegó hasta el curso de octavo básico (doce a catorce años) y señalaron que las principales razones de la deserción fueron las «dificultades económicas» y la «maternidad o paternidad».

«A mis hijos los discriminan por ser de campamentos. Como mamás tenemos que enseñarles a nuestros hijos que sus derechos son los mismos que los derechos de los niños que tienen más», denunció Magali Maldonado, durante la presentación del estudio.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *