Domingo, 16 de febrero, 2020

A votar por los mejores

A votar por los mejores
Mario Rivadulla

Concluida la intensa campaña llevada a cabo por los aspirantes a las varias miles de distintas posiciones que estarán a debate entramos en la recta final del proceso eleccionario del próximo domingo.  Es la primera vez que desde 1968, tal como destaca en su opinión editorial de hoy el matutino El Día, se celebrarán en día diferente a las presidenciales y congresuales, con un sistema de votación dual, automatizado en determinados municipios donde es mayor la concentración de electores y manual en el resto.

Ha sido un proceso en extremo laborioso al tiempo que accidentado por la gran cantidad de reclamos, denuncias y cuestionamientos que desde diferentes partidos han convergido sobre la Junta Central Electoral, que nunca como antes han tenido que afrontar un proceso tan extremadamente laborioso  y complejo.

Aun ahora, aprovechando la presencia en el país de los observadores internacionales, en particular ante la delegación de la OEA, un grupo de partidos de oposición ha externado quejas, en especial por el alegado uso de recursos del Estado.

Y como detalle singular, la denuncia que a su vez hace el Ministro de Interior y Policía y delegado ante la JCE del PLD, José Ramón “Monchi” Fadul de que la oposición tendría preparado un complot para emplear activistas que usando enseñas del partido de gobierno  se dedicarían a simular la compra venta de votos para atribuir dicha práctica delictiva al partido oficial, la cual presente y generalizada en anteriores procesos ha sido fuertemente combatida en esta oportunidad en especial por las jerarquías de las iglesias católica y adventista, así como otros litorales de la sociedad.

Tampoco posiblemente en ningún otro proceso electoral previo, la competencia será vigilada y evaluada por una cantidad elevada de observadores nacionales y extranjeros.  En total serán más de dos mil, de los cuales el 90 por ciento corresponde a los voluntarios en esta tradicional tarea que lleva a cabo desde hace varios lustros Participación Ciudadana, y el resto correspondiente a organismos internacionales, académicos y expertos y miembros del cuerpo diplomático.

La logística hasta ahora ha funcionado de manera normal y eficiente. Prácticamente todos los colegios han recibido o están recibiendo a tiempo el material a utilizar el próximo domingo, con advertencia a los presidentes y miembros de mesa de que deben presentarse a la hora indicada, so pena de ser pasibles de sometimiento judicial.

Lo demás queda ahora en manos de los electores.  Ir a votar constituye no solo un derecho, sino un deber cívico y un compromiso de conciencia. Vale repetir de nuevo la sabia sentencia de que “los pueblos tienen los gobiernos que se dan”, válida para los países de sistema democrático, como el nuestro, donde los ciudadanos tienen la potestad de escoger sus autoridades.

Las elecciones municipales no son menos importantes que las nacionales. Los municipios son el componente básico de todo el sistema de gobierno. De ahí la importancia de tratar de escoger a los mejores candidatos, no necesariamente los que más prometan sino los que presenten una hoja de vida más limpia, demuestren mayor capacidad y mejores posibilidades de rendir un servicio transparente y eficiente desde la posición que ocupen.

Es lo que se llama el voto de conciencia, que es de esperar sea el que se deposite en las urnas el próximo domingo.

¡A votar por los mejores para que tengamos mejores ayuntamientos y un mejor país!

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *