Ir arriba
Viernes, 3 de abril, 2020
Coronavirus / covid-19
  • Casos RD
  • Muertes RD
  • Nuevos casos RD
  • Casos totales
  • Muertes
  • Recuperados
  • Nuevos Casos
  • Muertes recientes
<< Mapa interactivo >>

Abinader aún no elige compañero de fórmula, dice lo hará "dentro de plazo de ley"

Abinader aún no elige compañero de fórmula, dice lo hará
Abinader aún no elige compañero de fórmula, dice lo hará "dentro de plazo de ley"

SANTO DOMINGO.- Hasta el momento, el oposito Luis Abinader no ha dado señales de quién será su compañero, o compañera, de fórmula en su carrera por la presidencia de la República el 15 de mayo.

Pero el candidato asegura que lo hará dentro del plazo de ley, que fue extendido hasta el 10 de marzo.

“Nosotros lo vamos a elegir en el tiempo que lo permita la Ley”, aseguró el líder del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Las declaraciones de Abinader se dan a menos de 24 horas de que Gonzalo Castillo, candidato por el oficialismo, anunciara que llevaría como compañera de boleta a Margarita Cedeño, actual vicepresidenta.

Abinader habló a los medios a la salida de un desayuno con la Cámara Comercial Española. A continuación el discurso que pregunción ante los inversionistas.

Estimados amigos y amigas:

Buenos días y muchas gracias por abandonar sus compromisos diarios de trabajo para escuchar las ideas que tenemos para propiciar un buen clima para los negocios y para la economía en general.

Este evento, contrario a lo que se pudiera pensar, no debe ser solo una especie de presentación de nuestra candidatura a los honorables miembros de esta Cámara de Comercio, Industria y Turismo de España en República Dominicana, sino que debe ser, con prioridad, una oportunidad para pensar juntos el futuro productivo de la República Dominicana.

Es una argumentación que no necesita demostración afirmar que sin industria, sin turismo y comercio no hay crecimiento y sin crecimiento es imposible el desarrollo.

No sería exagerado decir que el objetivo más importante de cualquier política económica es lograr el desarrollo del país y de todos sus ciudadanos.

Quiero afirmar hoy aquí que solo el cambio puede producir una nueva política económica capaz de generar desarrollo para la República Dominicana.

En este discurso me propongo compartir las ideas de gobierno que hemos articulado para conseguir que nuestro país sea más productivo y más abierto al comercio; y eso, señores, no se podrá conseguir sin una política económica que favorezca el desarrollo de la industria, el turismo y el comercio.

Entre España y República Dominicana existe una profunda y diversa relación producto de la larga historia común y la amplia colonia española radicada en el país. La inversión de esos empresarios españoles radicados en el país alcanza unos tres mil quinientos millones de dólares.

Esta Cámara Oficial Española fue fundada en 1924, con el objetivo de fomentar las relaciones comerciales entre ambas naciones, brindar asistencia técnica empresarial a la colonia española radicada en el país y contribuir con el desarrollo de la República Dominicana.

El hecho de que España ocupe el cuarto lugar entre los países con mayor cantidad de capitales invertidos indica que ustedes realizan un gran trabajo.

Estoy seguro que con los planes que tengo estas cifras se multiplicarán varias veces, porque mejoraremos la competitividad del país y mantendremos la estabilidad económica para atraer nuevas y mayores inversiones.

Me parece oportuno, antes de tratar algunos de los temas de su interés en detalle, presentarles nuestras ideas sobre una economía sostenible.

Nosotros proponemos un nuevo modelo económico que tiene el objetivo de conseguir lo que no hemos podido lograr en más de medio siglo de democracia: propiciar un crecimiento económico que se convierta en desarrollo.

En este siglo XXI no debemos medir el éxito económico solo a través del crecimiento sin acompañarlo con desarrollo; porque el crecimiento solo mide la abundancia material, mientras que el desarrollo el mejoramiento humano.

Nosotros sabemos que el crecimiento sin desarrollo es inhumano; y también sabemos que el desarrollo es imposible sin crecimiento. Un modelo económico que funcione debe cuidar el equilibrio entre el aumento material del crecimiento y la felicidad humana que causa el desarrollo.

El desarrollo sostenible que proponemos pretende satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones, garantizando el equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social de las personas.

Esta filosofía económica nos permitirá crear el clima de negocios adecuado para atraer inversiones comprometidas a largo plazo con el país.

Ese clima de negocios debe tomar en cuenta las características más valoradas por los tomadores de decisiones de inversión en el mundo.

Una encuesta reciente realizada por el Banco Mundial a más de 750 ejecutivos reveló qué es lo que más preocupa y lo que más atrae a las grandes corporaciones globales a la hora de tomar decisiones de invertir en un país.

Los hallazgos de la encuesta fueron publicados en el Reporte de Competitividad Global para atraer Inversiones.

La encuesta indica lo siguiente:

  1. Los inversionistas buscan y valoran los incentivos, los acuerdos comerciales y los servicios de agencias de promoción de inversiones.
  2. La mayoría de los inversionistas desean reinvertir sus ganancias; por eso valoran más las políticas que ayudan a expandir sus negocios que solo aquellas utilizadas por los gobiernos para atraerlos.
  3. Las garantías de protección de inversiones son fundamentales para retener y ampliar los flujos a largo plazo. Según reveló la encuesta, el 81 por ciento de los inversionistas califica las protecciones legales del país como un aspecto clave.
  4. Los inversores valoran la capacidad, las habilidades y conocimientos de los proveedores locales, pero también encuentran que el apoyo del gobierno en dar información sobre la disponibilidad de estos proveedores es importante.
  5. Los inversionistas valoran una reducida incertidumbre en materia de estabilidad política, económica y social.

Nuestro programa económico contempla respuestas específicas para cada uno de los elementos valorados por los inversionistas.

Nosotros modernizaremos nuestro servicio exterior a través de un cambio del perfil del funcionario consular clásico, porque las relaciones diplomáticas de nuestro tiempo son principalmente relaciones comerciales.

El servicio exterior dominicano tendrá la capacidad de abrirnos el mundo y de abrirnos para el mundo. El CIERD contará con nuestra estructura consular para mantener presencia y contacto con los países emisores de inversión.

Estableceremos políticas de incentivo para aumentar la reinversión de capitales y la permanencia a largo plazo de las empresas.

Nuestro proyecto está comprometido con aprobar y promulgar cinco proyectos de ley concebidos para mejorar el clima de inversión en el país. Se trata del proyecto de “Ley de Simplificación de Requisitos y Trámites Administrativos”, el cual pretende establecer en el Estado una ventanilla única que ayude a los inversionistas locales y extranjeros a simplificar los trámites administrativos; el proyecto de “Ley de Creación del Registro de Garantía de Estabilidad Jurídica”, cuyo propósito es asegurar que en el sector público no se cambien de manera repentina los contratos o normativas de operación que rigen a los empresarios; y la llamada “Ley de Silencio Administrativo”, cuyo texto prohíbe que los funcionarios engaveten o atrasen las documentaciones solicitadas por quienes hacen inversiones económicas en el territorio nacional; y un proyecto de “Ley de Garantías de Inversiones” para dotar de mayor seguridad jurídica a las inversiones.

Organizaremos a los productores locales en clústeres especializados para facilitar el encadenamiento de la producción y de la comercialización a los grandes polos receptores de inversión.

Mantendremos la estabilidad política, económica y social a través de un riguroso compromiso con la institucionalidad democrática y el respeto absoluto a la Constitución y las leyes. Los intereses políticos particulares nunca estarán por encima de los interese colectivos de la República.

Quiero reiterar que estamos comprometido con la estabilidad macroeconómica y la predictibilidad de las políticas públicas. Hemos convertido la mejoraría de la calidad del gasto en uno de los ejes principales de la política fiscal y para enfrentar el déficit público, fuente principal del crecimiento de la deuda junto al despilfarro del gasto, vamos a imponer la regla fiscal de que el crecimiento del gasto público sea la mitad del crecimiento de los ingresos públicos, con lo cual en un período de 4 años habremos cerrado la brecha fiscal.

La mayor parte de la inversión española en el país es en el turismo y el comercio. El tiempo disponible para compartir con ustedes no permite tocar todos los aspectos de su interés ni tampoco todos planes contenidos en nuestro programa de gobierno.

En vista de la importante inversión turística española en nuestro territorio creemos importante compartir nuestras ideas para este sector.

El turismo se ha convertido en la principal actividad económica de la República Dominicana, por su aporte al empleo, a las divisas y al crecimiento económico. Los ingresos por turismo, según registros de la Balanza de Pagos, alcanzan a US$7,560 millones de dólares en 2018 con unas 80 mil habitaciones hoteleras. Se estima que el aporte turismo al PIB es del orden de 7.8%.

Nuestro objetivo general en materia de turismo es hacer de la República Dominica un destino ordenado, seguro y sostenible; con un turismo inclusivo de calidad en los diferentes destinos y en los servicios que favorezca el aumento de los ingresos y el empleo y contribuya a mejorar la calidad de vida de las comunidades receptoras manteniendo buenas tasas de rentabilidad para los inversionistas.

Para lograr este objetivo proponemos las siguientes acciones:

  1. Dotar al Ministerio de Turismo de un adecuado presupuesto, implementar un Plan Estratégico Institucional y sectorial en función de la sostenibilidad, la inclusión social, el equilibrio territorial y la mejoría de los destinos turísticos, y garantizar la rentabilidad de las empresas.
  2. Promover una alianza público-privada para: la protección y el uso más racional y sostenible de los recursos naturales y del medio ambiente; potenciar el valor turístico de los recursos naturales; y complementar la oferta turística actual con el desarrollo de productos turísticos naturales y culturales e involucrar a las comunidades en donde estén localizados los atractivos.
  3. Fomentar mediante la utilización de figuras como fideicomisos, alianzas público-privadas, productos de inversión en el Mercado de Valores y concesiones; el desarrollo de obras de infraestructura como acueductos, plantas de tratamiento, parqueos, carreteras y aeropuertos.
  4. Elaborar y ejecutar un programa de dotación de infraestructura y servicios de calidad para todos los lugares donde se haya valorado la existencia de recursos o atractivos turísticos, de manera que los mismos puedan ser comercializados como productos turísticos.
  5. Aprobar la Ley, como punto de partida para elaborar planes de ordenamiento territorial turístico para cada demarcación o área geográfica, mediante acciones coordinadas entre el Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo, Medio Ambiente y los ayuntamientos.
  6. Ejecutar un conjunto de acciones a nivel de los polos turísticos, acorde a sus características y necesidades particulares; además, emprender un Plan de desarrollo del Suroeste de forma tal que se convierta en un destino modelo, con un turismo diversificado y continuar la segunda fase del Programa del Fomento al Turismo Ciudad Colonial de Santo Domingo, en conjunto con el Ayuntamiento del Distrito Nacional y los Ministerios afines.
  7. Participar en una alianza estratégica con los ayuntamientos y el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) para la capacitación en materia de turismo técnico profesional.
  8. Fomentar un plan de encadenamiento productivo del sector turístico con la industria y la agropecuaria nacional para incrementar el valor agregado del turismo en el Producto Interno Bruto.

Nosotros hemos preparado un amplio programa de medidas para solucionar los principales problemas del país. Nuestro proyecto político no es una aspiración vacía.

Queremos y buscamos la Presidencia de la República para garantizar a todos los sectores económicos políticas públicas para que puedan prosperar por el bien de sus familias, sus comunidades y su país.

Nosotros seremos un presidente diferente, porque seremos el primero en cumplir con sus promesas.

Los dominicanos se merecen algo mejor de lo que tienen. Nosotros estamos seguros de que todo lo malo que hoy existe en el país puede cambiarse con todo lo bueno que tenemos. Yo asumo esta tarea con entusiasmo y esperanza.

Amigos de la Cámara  Oficial de España en República Dominicana, Muchas gracias por escuchar mis palabras.

Dios bendiga a la Republica Dominicana.

 

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *