En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Abogados DNCD subirán a estrado en juicio preliminar asesinos coronel Ubrí Boció

Abogados DNCD subirán a estrado en juicio preliminar asesinos coronel Ubrí Boció
Abogados DNCD subirán a estrado en juicio preliminar asesinos coronel Ubrí Boció

La DNCD interpuso una querella contra los ejecutores del homicidio, actuando a nombre de su presidente, mayor general Rolando Rosado Mateo...

SANTO DOMINGO.- Un equipo de abogados dela DirecciónNacionalde Control de Drogas (DNCD), encabezado por el Consultor Jurídico de la institución antinarcóticos, asumirá este sábado la representación legal de la familia del asesinado teniente coronel César Augusto Ubrí Boció, la cual se querelló como actor civil contra los autores materiales e intelectuales del crimen, cometido la noche del pasado domingo.

La DNCD interpuso una querella contra los ejecutores del homicidio, actuando a nombre de su presidente, mayor general  Rolando Rosado Mateo; de los padres, la viuda e hijos del teniente coronel Ubrí Boció. La vista preliminar será conocida este sábado, a las 10:00 de la mañana, por el Juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, doctor José Alejandro Vargas, en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

La parte civil la integran los licenciados Juan Antonio Garrido, consultor legal de la DNCD; Bolívar Gil Santana y Joan Manuel Disla, abogados de la institución, quienes recibieron la encomienda por parte del mayor general Rosado Mateo para realizar todas las acciones posibles para lograr una condena a la pena máxima de los cinco detenidos, encabezados por el ex cabo policial Wascar Antonio Cavallo Montero.

Los otros implicados en el crimen del ayudante personal de Rosado Mateo son Michael Valdez Castillo, quien actuaba junto a Cavallo Montero, José Rafael Mejía Batista y Modesto Cruz Marte, estos últimos miembros de una red de ladrones de vehículos que operaba en la capital. La DNCD y la Policía persiguen a otros probables integrantes de esa banda que asesinaba a personas para quitarle los automóviles.

“Ese equipo de abogados tiene el mandato de actuar legalmente en este caso para lograr una indemnización a favor de los verdugos de Ubrí Boció. Es la primera vez, en la historia dela DNCD, que se produce una iniciativa similar a propósito del asesinato de uno de nuestros miembros”, dijo en un comunicado de prensa el portavoz del organismo, Roberto Lebrón. La querella fue interpuesta vía el Ministerio Público.

El grupo enfrentará cargos por asesinato, asociación de malhechores, robo a mano armada y posesión de armas de fuego, contemplados en los artículos 295, 296, 297, 265, 266, 276 y 379 del Código Penal, así como la Ley 36 sobre porte y tenencia de armas. La acción civil contra los imputados está prevista y definida en el artículo 50 del Código Procesal Penal, de acuerdo al vocero antidrogas.

“La acción civil para el resarcimiento de los daños y perjuicios causados o para la restitución del objeto material del hecho punible puede ser ejercida por todos aquellos que han sufrido consecuencias de este daño, los herederos y sus legatarios, contra el imputado y el civilmente responsable”, detalla el citado artículo del ordenamiento procesal.

Y más adelante, en el artículo 85 del mismo Código, se lee que “la víctima o su representante legal (en este caso los abogados designados porla DNCD) puede constituirse como querellante, promover la acción penal y acusar en los términos y las condiciones establecidas”. El Código Procesal Penal, vigente desde el año 2002, fue instituido mediantela Ley76-02.

El artículo 185 del Código dice que “quien pretende ser resarcido por el hecho derivado del hecho punible debe constituirse en actor civil mediante demanda motivada”, lo que en consecuencia han hecho la DNCDy los deudos del malogrado oficial del Ejército Nacional, institución a la que ingresó en enero de 1985, de acuerdo al Relacionista de la agencia antinarcóticos.

Se tomó en cuenta el mandamiento establecido en el artículo 1382 del Código Civil en el que se establece que “cualquier hecho del hombre que cause daño a otro, obliga a aquel por cuya culpa sucedió a repararlo”. Se trata de un homicidio que adquirió la condición de asesinato por haber sido cometido con premeditación y acechanza.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *