En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Aceleradores del bronceado, autobronceadores y protectores orales: ¿Qué tenemos que saber?

Aceleradores del bronceado, autobronceadores y protectores orales: ¿Qué tenemos que saber?
Aceleradores del bronceado, autobronceadores y protectores orales: ¿Qué tenemos que saber?

REDACCIÓN.- ¿Es lo mismo un autobronceador que un acelerador del bronceado? ¿Y que un protector oral?Aunque tienen nombres parecidos, lo cierto es que muchas personas los confunden y los utilizan indistintamente sin conocer bien sus características. La consecuencia inmediata que se produce es que los usuarios no ven cumplidas las expectativas de uso, y es que cada uno de ellos tiene un efecto diferente en la piel.

Fotoprotectores orales

Tal y como explica Mayte Truchuelo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), “la fotoprotección oral es un conjunto de cosméticos nutricionales, con función y acción antioxidante y antiinflamatoria, que contrarresta la oxidación producida por la radiación ultravioleta. Su finalidad fundamental es protegernos del daño solar”. Entonces, ¿ya no hay que utilizar factor de protección en crema? ¿Solo con la fotoprotección oral podemos exponernos al sol?

Truchuelo aclara que los fotoprotectores orales son un complemento a la fotoprotección habitual del que cualquier persona puede beneficiarse, pero es necesario seguir usando protección solar por vía tópica, ya que sigue siendo la más eficaz, y administrarla bien: “hay que aplicarla abundantemente, volver a hacerlo cada dos horas y después del baño, no utilizar fotoprotectores que estén abiertos del año anterior, utilizar fotoprotección a diario -no solo puntualmente en la playa-, y aplicarla en todas las zonas expuestas al sol”, advierte la dermatóloga.

Aunque cualquier persona puede utilizar los fotoprotectores orales, éstos están especialmente indicados en personas con enfermedades producidas o empeoradas por el sol como lupus, dermatomiositis, alergia solar, erupción polimorfa solar, etc. Por otro lado, está desaconsejado su uso en embarazadas.

¿Cómo los utilizamos?

Respecto al modo adecuado de ingerirlos, Truchuelo recuerda que se deberían empezar a tomar un mes antes de que estemos expuestos al sol y durante el periodo solar, 20 minutos antes de exponernos.

Autobronceadores

“Los autobronceadores son derivados de la remolacha y de la caña de azúcar que reaccionan  con los queratinocitos (células de la epidermis que producen queratina) para formar compuestos coloreados que tiñen la piel. Los autobronceadores no estimulan la producción de melanina”, explica María García del Hierro, farmacéutica vocal de Dermofarmacia en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria.

La experta señala que, en contra de lo que se piensa, los autobronceadores solares no son maquillajes; estamos ante un producto cuyo principal ingrediente es la dihidroxiacetona que se aplica sobre la piel limpia, seca e hidratada y que tiene la capacidad de teñirla durante un periodo de entre 2 y 5 días.

“Los autobronceadores no absorben la radiación UVB, sí algo de la UVA, por eso hay que aplicarse fotoprotector igualmente”, hace hincapié García del Hierro, quien señala que algunos problemas tradicionales de estos bronceados ficticios, como el tono naranja que generaban al aplicarlos en la piel, la posibilidad de manchar la ropa y el olor desagradable que los caracterizaba, hoy día ya se han corregido.

Respecto a los tipos de bronceadores, los podemos encontrar de dos:

  • A baja concentración: en estos casos el bronceado se adquiere de forma progresiva y es más suave. Hay que aplicarlo diariamente para ir aumentando el tono.
  • A mayor concentración: el efecto es más pronunciado, por lo que una persona puede tener resultados visibles transcurridas 2 o 3 horas.

Potenciadores del bronceado

Como su nombre indica, los potenciadores o aceleradores del bronceado son productos que, en palabras de Truchuelo, “buscan obtener una más rápida y mayor pigmentación y, aunque también puedan llevar antioxidantes (como los fotoprotectores orales) no están tan dirigidos a contrarrestar el daño solar”.

Uno de los errores que se cometen con más frecuencia es pensar que los potenciadores del bronceado ya llevan incluida la protección solar, pero no es así. Es decir, cuando utilicemos potenciadores del broceado hay que seguir usando protector solar. Otra creencia errónea que puede llevar a incumplir las expectativas del producto es pensar que simplemente con tomar el producto nos pondremos morenos, pero tal y como explica García del Hierro, “hay que exponerse al sol, no son autobronceadores solares por vía oral. Son aceleradores del proceso”. La experta señala que la pauta recomendada para tomar este producto es de entre u 1 y 3 meses en condiciones normales.

En la actualidad existen diferentes tipos de potenciadores del bronceado, cada uno con unas características diferentes. No obstante, la vocal de Dermofarmacia del COF de Cantabria indica que habitualmente suelen acompañar a las siguientes formulaciones otros antioxidantes como la vitamina C, E, resveratrol, extractos de plantas, como la granada o el té verde (con gran poder antioxidante, etc.), “que no ejercen ningún efecto en la producción de melanina, únicamente ayudan en la protección frente a los daños solares”, especifica.

Así, según García del Hierro podemos clasificar los potenciadores según sus ingredientes en:

Probióticos

La farmacéutica explica que no valen todos los probióticos. “De momento se han hecho estudios con el Lactobacilllus johnsonni”, añade.

Este probiótico mejora la flora intestinal y ayuda a prevenir el descenso de las células de Langerhans (nuestras defensas en la piel y la base de la respuesta biológica de la piel al sol). “Si estas células están dañadas la piel se vuelve más vulnerable, enrojece, se quema y a largo plazo pierde elasticidad y flexibilidad. Existen estudios en los que se demuestra que su conjugación con carotenos acelera el bronceado”, afirma García del Hierro.

Forskolina

Este ingrediente se extrae de la planta Coleus forskohlii y se puede utilizar por vía tópica u oral. La forskolina ayuda a estimular la síntesis de melanina.

Carotenoides

Los carotenoides más utilizados en los preparados de los aceleradores del bronceado son alfa y beta carotenos, licopeno, luteína y zeaxontina.

Estos ingredientes estimulan la tirosinasa y provocan que haya un aumento de la producción de melanina. Además, también tienen un efecto antioxidante protector, ya que reducen los radicales libres nocivos.

Tirosina

La vocal de Dermofarmacia del COF de Cantabria señala que la tirosina es un aminoácido que podemos encontrar en nuestro organismo de forma natural. “Al suministrarlo artificialmente en presencia de los rayos UV ayuda a aumentar la producción de melanina, ya que es el precursor de ésta”, especifica.

Dihidroxi metilcromonil palmitato

Por último, la farmacéutica destaca este ingrediente cosmético “bastante novedoso” de origen sintético, pero completamente seguro.

“Los melanocitos interaccionan mediante sus dendritas físicamente con los queratinocitos cincundantes. Este compuesto mejora esa comunicación favoreciendo la transferencia de melanosomas (los orgánulos que contienen la melanina) desde los melanocitos a los queratinocitos”, apostilla.

Prolongadores del bronceado

Para terminar, la experta añade que también existen algunos productos que ayudan a alargar el bronceado. Éstos llevan ingredientes que mejoran la hidratación de la piel para una mejor difusión y reparto de la melanina.

“Si estimularan la producción de ésta estaría indicado en el etiquetado de alguno de los ingredientes anteriores”, advierte García del Hierro. “Hay que tener cuidado para diferenciar los aceleradores de los prolongadores del bronceado. Los prolongadores se utilizarán cuando ya estemos bronceados”.

Fuente: http://www.cuidateplus.com

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *