En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Adiós a un maestro de la palabra

Adiós a un maestro de la palabra
Adiós a un maestro de la palabra

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El  cambiante y difícil mundillo local de las comunicaciones, donde desafortunadamente el desempeño profesional no siempre va de la mano con la integridad personal, está de luto con la partida de Jaqui Núñez del Risco, el maestro de la palabra, tanto oral como escrita que tanto nos enseñó.

En medio de ese torbellino, en que en ocasiones el éxito, o más propiamente la popularidad, se obtiene entre ruidos, bullanguería y términos malsonantes, Jaqui impuso un estilo de sobriedad que calaba profundamente en lo popular sin caer en vulgaridades.

[jwplayer mediaid=”314813″]

Sus cápsulas de divulgación cultural y educativa, que él denominó ingeniosamente como “cultura con sabrosura”, primero en la televisión y luego en la prensa escrita, tenían el penetrante poder de captar la atención de la gente y transmitir un mensaje ilustrativo.

Contrariando tesis tenidas como verdades inmutables  por estar avaladas por estudios y mediciones, por aquello de que la cultura no vende, Jaqui demostró que esta percepción puede cambiar diametralmente con comunicadores talentosos y creativos que trascienden lo común y tradicional.

En sus presentaciones en los medios de comunicación, Jaqui dio cátedras del buen decir y sus enseñanzas de un uso correcto del idioma con buena dicción, vocablos correctamente empleados y un tono que puede ser crítico, pero sin llegar a la ofensa o la desconsideración. Su permanente prédica de no utilizar palabras rebuscadas que solo producen oscuridad y  que tienden a confundir, sirvió, junto a otras pautas edificantes, como base fundamental en la formación de muchos comunicadores.

Jaqui tenía una proverbial vocación para enseñar y disfrutaba ese proceso, sobre todo cuando veía los frutos de su provechoso empeño, porque lucho para que la comunicación en la República Dominicana se elevara de nivel.

Cuando tomaba un micrófono en sus manos, las palabras le brotaban con tal claridad, ilación y profundidad que no parecían improvisados, sino más bien el resultado de una ponderada prosa escrita y sin embargo esas siempre frescas y espontáneas.

Jaqui me dijo que quería que sus hijos lo recordaran como el hombre, que aprendió que el individuo solo trasciende como obra del progreso colectivo de la sociedad.  Ese es un principio fundamental, trabajar en beneficio del colectivo de la sociedad, para que todos ganemos, no unos cuantos. Durante una entrevista, me confesó que estaba ansioso por volver a la radio porque hacía falta gente que ni cobrara por la palabra ni por el silencio. Ese mensaje que esbozó hace 6 años, poco antes de que quedara sin habla tras un derrame cerebral sigue vigente hoy para las generaciones actuales y para las que un futuro se dediquen a la comunicación. Paz a su alma.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Sus palabras me emocionan, no la hipocresia de muchos cuando no aportan como ustedes.
Que bien supo usted interpretar con mucha claridad quien era ese gran ORADOR....en paz descanse.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *