En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Adviento, tiempo de Espera”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores. Esperando que se encuentren bien en unión de su querida familia.

¿Qué es el Adviento? Bueno ya el titulo lo dice todo, pero yo he querido ahondar un poco más en esto, porque para muchos es un tiempo igual que otro. Para otros es un tiempo que aprovechamos para hacer las compras de Navidad, pues nos dan el cheque número trece del año. Para otros es un tiempo en el que comienzan a planear las fiestas navideñas, donde van a ir a cenar, que vestido o que traje se van a poner, si se van a comprar algo nuevo. En fin son cosas muy diferentes. Pero para nosotros los que creemos en que el Adviento es un tiempo de espera, la cosa es totalmente diferente.

Un tiempo de espera y preparación para el nacimiento de nuestro Salvador y Redentor. Un tiempo en el cual nuestros corazones deben de estar preparados y ser como aquel pesebre en que el Niño nació hace más de dos mil años.

Yo verdaderamente me siento muy mal cuando llego a una casa de visita y debajo del árbol de Navidad hay muchísimos regalos empacados con hermosas cintas, y el pesebre es tan pequeño que entre los regalos ni se ve. ¿Y que esperamos, la venida de todos eso regalos, Santa Claus o al Señor Jesús hecho Niño que nace en un pesebre mal oliente, rodeado de unos cuantos animales, su madre y su padre? Meditemos en eso.

Yo les confieso que hace más o menos quince años se me iba este tiempo de Adviento y preparación en ir a las tiendas a comprar tarjetas de Navidad, y comprar regalos. Después gastaba gran parte de mí tiempo enviando esas tarjetas en el correo, y mientras más enviaba mas llegaban, y así se me iba el Adviento. Tarjetas que a veces venían impresas ya con el nombre de la familia, y así mismo las enviaban, y me dije: Ni un Adviento más perdiendo mí tiempo en vez de prepararme para la llegada del Niño Jesús. Les cuento que han sido los quince años más felices de mi vida. Si mi amistad está basada en una tarjeta, en vano ha valido esa amistad, recordemos que nuestros verdaderos amigos no se ponen enojados si la reciben o no, y nuestros enemigos no quieren recibirlas, pues esos ni quieren saber de nosotros.

Vivamos este Adviento que acabamos de comenzar preparándonos para el nacimiento de Jesús hecho niño, preparando nuestros corazones para que sean como aquel pesebre de Belén donde Jesús pueda nacer.

Termino con los Versículos 6 y 7 del Evangelio de San Lucas, Capitulo 2, que dicen: “Y sucedió que mientras estaban en Belén, le llego a María el tiempo de dar a luz. Y allí nació Jesús. Lo envolvió en pañales y lo acostó en el establo, porque no había alojamiento para ellos en el mesón”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Comenta con tú facebook