En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Agosto y Atiemar: impunidad explicable

En ambos casos la impunidad de los componentes estatales de la narco-corrupción es total.

En el caso Agosto están penalizados solo los “chivitos” y “chivitas”, una parte de la periferia involucrada en lavado menor y en francachelas sexuales, y un grupo de presuntos sicarios.
El Ministro preferido de Leonel no ha sido tocado.

El General que autorizó el carnet de la DNI en favor de Agosto, tampoco.

Los altos oficiales de la policía y la DNCD que le dieron el “tumbe” al narco boricua, menos aun.

Todos han sido dejados de lado, como los generales y políticos protectores de Toño Leña y del propio Agosto.

El juicio tiene la connotación de una operación publicitaria diversionista.

Las conexiones de Figueroa Agosto con el “embajador bushista” y con grandes empresarios dedicados a especular con bienes raíces y apoderarse del Este del país, han sido cuidadosamente silenciadas.

A ningún “investigador” policial se le ha ocurrido indagar por qué los ricachones relacionados con Agosto y Toño no tuvieron el “tino” de olfatear el olor a “polvo blanco” de esos extraños propietarios de villas multimillonarias.

Las vagamundearías de Sobeida y de Peláez son para ellos más relevantes que esas asociaciones esenciales.

Caso ATIEMAR

Pero todo eso se queda corto en materia de protección gubernamental de culpables cuando se compara con el caso Atiemar.

Del cargamento de más de 900 Kilos de cocaína pura capturado en Puerto Caucedo está prohibido hablar a nivel oficial y en no pocos medios.

La impunidad brindada a Arturo del Tiempo Márquez por las jefaturas de la DNCD y la P.N. le “resbala” al Presidente, pese a los apartamentos distribuidos, la “Casa de Cambio La Piedra”, el rol del coronel “Juancho” en esa “inversión”, el préstamo del Banco de Reservas al “lavador y la designación del mismo “Juancho” en la seguridad de la Torre y del propio narco español, luego de haber sido hombre clave en la protección del jefe policial.

El Jefe de Estado ni siquiera se inmuta cuando se devela que un general PN, hermano de Juancho, mientras ejercía la jefatura del departamento antinarcóticos de la PN, estuvo involucrado en la decapitación de los dos jóvenes en San Cristóbal.

Quizás todo esto explique la “fuga”, después de concederle “inexplicablemente” la libertad condicional, del único detenido del escándalo ATIEMAR en tierra dominicana, pieza clave de ese caso: el narco-colombiano Germán Eduardo Duque.

Llama la atención también el silencio hermético del Estado español en un caso que le compete. Al parecer se resiste a “soltar prenda” sobre las conexiones dominicanas del Marquez Arturo. . . ¿Será que España se contagió de la manera que EEUU trata los casos que afectan a sus aliados carnales de ultramar?

Y quizás todo esto se esplique por el interés de no explicar como fue lo de la presentación y ponderación positiva de Arturo del Tiempo ante el Presidente de un ex-embajador colombiano (pese a la fama que tiene Colombia de ser narco-Estado!), quien poco tiempo después fue capturado en Barcelona con 2,200 kilos de cocaína.

La entrevista del narco español y de su hijo con el Presidente y el “picazo” aquel a raíz del inicio de la construcción de la suntuosa Torre Atiemar, podría ser una buena pista para la investigación, a todas luces obstruida a nivel gubernamental por sus graves implicaciones
La verdad es que definitivamente no es fácil justificar y salir limpio de esa cadena de coincidencias.

Con pelos y señales

Félix Bautista es una especie de delfín y mancuerna del presidente Fernández y nadie puede negar los fuertes vínculos que le unieron a Figueroa Agosto, al Coronel González y González y a las hermanas Peláez, todos/as pertenecientes al cártel.

El general Aquino García, ex jefe de las FFAA y actual jefe de la DNI, fue quien autorizó el carnet de Figueroa Agosto, al tiempo de estar identificado como uno de “los generales del presidente”, vinculado por demás a la mafia militar colombiana.

Hans Hertell, ex-embajador de EU y abogado de la familia Bush, y los empresarios de su confianza en múltiples operaciones económicas (incluidas las de la Barrick Gold), sostuvieron intensas relaciones con Figueroa Agosto y siguen protegidos por las altas esferas gubernamentales y el propio Presidente Fernández.

Arturo del Tiempo y su hijo se entrevistaron con Leonel Fernández en el Palacio Nacional, y el presidente confío tanto en este “inversionista” recomendado por el mafioso embajador de Colombia, que accedió a asistir y dar el “primer picazo” al iniciarse la construcción de la fastuosa “Torre Atiemar” y a autorizar el préstamo del banco comercial del Estado a su dueño (¡asociación oficial con el lavado!).

Los generales Guzmán Fermín y Mateo Rosado tenían tal relación con Del Tiempo y tal conciencia de los vínculos de éste con las alturas del poder político, que al enterarse que el cargamento capturado en Puerto Caucedo pertenecía al capo español, decidieron “dejar las cosas así”… Mientras crearon “arti-nacóticos” de la policía y pusieron al general Estévez Germosén (hermano del Juancho Estévez) al frente de ese Departamento, para diversificar sus “narco-negocios”.

Entonces, en un Estado donde la Procuraduría General de la República -pieza clave del ministerio público y del sistema judicial- depende del Palacio Nacional y siempre ha jugado un rol destacado como mecanismo de impunidad, no es demasiada suspicacia pensar que la “fuga” del capo colombiano Germán Duque tiene su razón de ser en su capacidad de chantaje sobre las alturas del poder político y militar del país.

Está claro que una gran parte de los grandes “mass medias” tienen una “deudita” con la sociedad dominicana al obviar todos estas coincidencias y centrarse en procesos judiciales diversionistas, que hacen las veces de “show mediáticos”.

¿Es esa la libertad de prensa de la SIP y del gran capital?

Necesidad de potenciar “cultura trujillista”

Por otra parte, es explicable que los garantes de impunidad propia y ajena se aferren tanto a la “cultura” trujillista-caudillista para tratar de continuar en el poder.

A ese interés espurio se debió la reciente reunión de los 26 senadores con Leonel, subordinándose incondicionalmente a sus designios. Igual la exhibición de balaguerismo de la peor ralea en la inauguración del acueducto de Samaná.

En fin, todos estos truhanes políticos están cargados de ansiedad, montado en el mismo barco, sujetos a ser batidos algún día por olas descomunales. Saben que no es posible que la impunidad se eternice y entienden que en algún momento podría llegarle el turno a la justicia.

Por eso se desesperan por lograr que esa hora no alcance su generación política. La verdad de la inexorabilidad de la justicia los aterra y unifica. De ahí el nerviosismo que los lleva a la desfachatez, al descaro y hasta al ridículo en su afán de permanencia en el poder.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *