En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Agradecido por mis Hijos

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

No es muy fácil hoy en día ser madre o padre, cuando me refiero a madre o padre me refiero a ser buena madre o buen padre, porque un hijo lo tiene cualquiera, ahora de tener un hijo a ser buena madre o buen padre va un gran trecho.

Ser buena madre o buen padre puede ser una dicha, pero también es un trabajo difícil y para el cual nos preparamos muy poco. Ninguna madre o padre es perfecto. Todos cometemos errores, incluso padres que son muy amorosos con sus hijos hacen cosas a veces que no quisieran hacerlas, como por ejemplo pegarle o gritarle a un hijo.

Llegó a mis manos hace unos días algo que escribió José Saramago, escritor y dramaturgo que nació en un pueblo a 120 kilómetros de Lisboa el 16 de Noviembre de 1922, y que fue el ganador en al año 1998 del premio Nobel de Literatura, el lo titula: “Que es un hijo”.  Y dice así: “Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos, y de nosotros a tener coraje. Si. ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente y del miedo a perder algo tan amado ¿Perder?, ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo…El más preciado y maravilloso préstamo ya que son nuestros solo mientras no pueden valerse por si mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos, pues a nosotros ya nos bendijo dándonos a ellos”.

El gran escritor H. Jackson Brown, que nació en 1940 en Tennessee, escritor de varios libros, entre ellos uno que fue el más vendido en New York dijo: “Vive de tal manera que, cuando tus hijos piensen en justicia, cariño e integridad, piensen en ti”.

Mis queridos lectores, tenemos que predicar con el ejemplo, no podemos decir has lo que yo digo y no lo que yo hago.

Yo le doy muchas gracias a Dios por la hija que tengo, que a veces he sido un poco duro, si lo reconozco, pero es que nadie es perfecto, solo Dios, tenemos como madre o padre nuestras imperfecciones, pero eso si es cierto, no lo hacemos adrede, lo hacemos con nuestra mejor intención.

Termino con el Versículo 8, de la 1 Timoteo, Capítulo 5, que dice así: “Si alguien no se preocupa de los suyos que viven con el, ha renegado de la fe y es peor que el que no cree”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Lon hijos son el regalo mas precioso que Jesús pueda darnos. Ser padre o madre es una de las maravillas mas grande que hay. Yo no me canso de darle gracias a Dios por los hijos que tengo.
Muy cierto todo lo que dices, lo lamentable es que aprendemos a valorar a nuestros padres después que tenemos hijos. Bendiciones!
Sr. Ray, bello tópico éste. Los hijos son el mejor y mayor Tesoro que Dios nos puede dar. Aún si solo son nuestros por unos años, ellos estarán en nuestros corazones, toda nuestra vida. Saludos Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *