En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Alan García admite ante tribunal reunión con el dominicano Fortunato Canaan

Alan García admite ante tribunal reunión con el dominicano Fortunato Canaan
Alan García admite ante tribunal reunión con el dominicano Fortunato Canaan

Alan García

Lima.- El expresidente peruano Alan García admitió el pasado lunes ante un tribunal de Lima que se reunió en dos ocasiones con el empresario dominicano Fortunato Canaan, quien ha sido vinculado a la concesión irregular de lotes petroleros y a un sonado caso de espionaje telefónico conocido como los “Petroaudios”.

García acudió hoy, en calidad de testigo, ante la Segunda Sala Penal, que procesa por casos de interceptación telefónica ilegal a los directivos de la empresa Bussines Track (BTR), conformada por ex oficiales de la Marina de Guerra detenidos en 2008.

El exgobernante dijo que durante su gestión recibió a Canaan en el Palacio de Gobierno de Lima para escuchar sus propuestas para invertir en Perú, tal como hizo “con más de 1,200 empresarios”.

“Lo he conocido en una ocasión, cuando se presentó como un empresario que construía hospitales y luego, varios meses después, en una segunda ocasión por otro tema que no tuvo ningún seguimiento”, indicó.

García aseguró que el planteamiento para la construcción de los hospitales que proponía Canaan fue rechazado por el ministro de Salud de entonces, Carlos Vallejos.

El exmandatario, que se presentó después de haber sido citado por el tribunal en varias ocasiones, también señaló que desconocía que Canaan se había reunido antes con el entonces presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo.

Indicó que al enterarse de esas reuniones “a través de un canal de televisión” pidió “la renuncia del entonces ministro de Energía y Minas y del presidente de (la empresa estatal) Petroperú”, Juan Valdivia y César Gutiérrez, respectivamente.

Las actividades de BTR salieron a la luz a raíz de la publicación de una conversación telefónica interceptada entre los representantes de la compañía noruega Discover Petroleum, que ganó una licitación para explorar cinco lotes petroleros, y los funcionarios a cargo de ese concurso público.

Canaan, que representaba a Discover, afirma que no tuvo ninguna participación en actos irregulares para la concesión de esos lotes petroleros, que terminaron en un escándalo político que llevó a la dimisión del gabinete Del Castillo.

Durante el proceso, el gerente general de BTR, el exvicealmirante Elías Ponce Feijoo, también dijo que conoció a García en 2006 y que éste le pidió interceptar las comunicaciones de Ollanta Humala, su entonces rival electoral y hoy presidente peruano.

Otro directivo de BTR, Carlos Tomassio, declaró a los jueces que podía demostrar que García dio la orden para que los detuvieran en el 2008 y denunció que quien manipuló las investigaciones iniciales, en las que se presume que se perdieron diálogos interceptados al exmandatario, fue el entonces ministro del Interior Miguel Hidalgo.

García, que terminó su mandato a fines de julio pasado, admitió hoy que en 2006 se reunió con Ponce porque éste aseguraba tener información sobre una presunta “conspiración” contra su candidatura de 2006, que finalmente lo llevó a la jefatura del Estado.

“Consideré que era importante recibirlo, pero realmente fui decepcionado por la calidad de las informaciones que eran meramente periodísticas o especulativas”, acotó.

El exgobernante también negó las versiones que indican que le encargó a Ponce que espiara a los entonces candidatos presidenciales Ollanta Humala y Lourdes Flores.

La semana pasada el Congreso peruano aprobó la conformación de una comisión que se encargará de investigar la gestión y las denuncias de supuestos actos de corrupción durante el régimen de García, entre ellas los casos de interceptación telefónica ilegal.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *