En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Alergia a la leche y al huevo: cómo introducirlos en la dieta

Alergia a la leche y al huevo: cómo introducirlos en la dieta
Alergia a la leche y al huevo: cómo introducirlos en la dieta

REDACCIÓN.- El aumento progresivo de las alergias alimentarias puede llegar a convertirse en un problema de salud pública por las consecuencias que tienen en la calidad de vida del paciente e incluso para el entorno familiar.

Así lo afirma Luis Echevarría, pediatra del Hospital Universitario Severo Ochoa de Madrid, quien advierte de que “no existen datos en España pero que la prevalencia entre la población infantil en países europeos está entre el 4 y el 8 por ciento”. En su experiencia, los alimentos que más reacciones alérgicas causan son el huevo, la leche de vaca, el pescado, los frutos secos, el marisco, las legumbres y las frutas.

Este alergólogo explica que los niños con alergia al huevo suelen superarla de forma espontánea a partir de los cinco años mientras que las reacciones alérgicas a la leche de vaca se resuelven a los dos años de vida.

Pero, ¿qué hacer si no se supera después de esa edad? Escudero apunta que para ello existe la Inmunoterapia Oral (ITO) que consiste en la introducción de los alérgenos de forma periódica y adaptada a la respuesta inmunológica de cada paciente. “Esta terapia exige la formación y compromiso de la familia pero, además, siempre debe estar pautada por un alergólogo”, destaca este especialista.

Dada la necesidad de consensuar este procedimiento, que se lleva a cabo en España desde 2001, la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap) y la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) han elaborado una guía clínica sobre la ITO para las alergias a la leche de vaca y al huevo, los dos principales alérgenos entre los niños españoles.

“En este documento, el primero de estas características a nivel mundial, han participado 32 profesionales procedentes de 18 centros españoles y supone una herramienta práctica para los alergólogos”, ha destacado Carmelo Escudero, alergólogo del Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, durante la presentación de la guía este miércoles en la capital.

¿Qué niños pueden someterse a la ITO para la alergia a la leche y al huevo?
Los responsables del citado manual insisten en que se trata de un “traje a medida” de manera que su adaptación a cada caso hace que el tratamiento sea en principio extensible a todos los niños que después de los dos y cinco años no hayan superado a alergia a la leche y al huevo, respectivamente.

“Hay que adaptar los objetivos que perseguimos a la situación de cada persona, por ejemplo, cuando existe una alergia grave y falla la ITO, la guía contempla la combinación con medicamentos biológicos”, indica Rosa García, alergóloga del Hospital Universitario de Ciudad Real.

En este punto, los responsables de la guía subrayan que el estado inicial antes de la terapia determina los resultados aunque, de momento, se consigue superar la alergia entre el 80 y el 90 por ciento de los casos.

“La motivación del paciente y el apoyo de la familia durante todo el proceso son indispensables”, incide García.

Sobre la implantación de la ITO en los centros españoles, Elena Alonso, pediatra del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, comenta que entre los criterios de selección se intenta priorizar a los niños que tienen otras alergias, además de a la leche y al huevo, u otras enfermedades como la celiaquía.

“Hay una larga lista de espera para este tratamiento, y en base a mi experiencia, el 10 por ciento de los solicitantes presentan varias alergias”, matiza.

¿Alergia e intolerancia alimentaria es lo mismo?
Durante la presentación de la guía, Alonso ha aclarado que aunque se puedan confundir los términos, “las alergias son las reacciones adversas en las que existe una patología inmunológica comprobada que presentan reacciones inmediatas, es decir, cuando al contacto directo con el alimento y se desencadena una reacción”.

Por otra parte, esta pediatra aconseja tener presente que la reacción se produce desde la ingesta hasta el contacto u olor con el alérgeno. “La persona alérgica está sana, no hay problemas de tolerancia, lo que ocurre que al entrar en contacto con el alimento, se desencadena dicha reacción”, especifica.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *