Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Alimentos que son novedosos, pero no son superalimentos

Alimentos que son novedosos, pero no son superalimentos
Alimentos que son novedosos, pero no son superalimentos

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Mucha gente ha empezado a tomar alimentos como quinoa, tempe o semillas de otras culturas hasta el punto en el que estas comidas están quedando arraigadas en nuestra dieta.

En nuestro programa de radio “El Bisturí”, se han puesto sobre la mesa algunas dudas relativas a estos alimentos. Laura González, responsable de nutrición y salud de Nestlé, resuelve estos interrogantes y da pautas para tener una dieta equilibrada.

¿Es bueno probar y conocer nuevos alimentos? ¿Enriquece la salud o es mejor limitarse a lo que se conoce y nos va bien?

Es verdad que ahora la oferta alimentaria es muy amplia y que además de los alimentos de nuestro entorno podemos encontrar otros novedosos y de diferentes culturas:

  • La variedad es siempre un factor muy importante a tener en cuenta para que nuestra alimentación sea saludable. Y si bien recomendamos alimentos de temporada  y de proximidad porque son más nutritivos, más sostenibles y económicos, no hay ningún inconveniente en incorporar alimentos de otras culturas.
  • Siempre es bueno ampliar nuestra dieta con nuevos alimentos porque aportan variedad a nuestra gastronomía, pero hemos de ser conscientes de que no existen superalimentos y que nutricionalmente los alimentos de otras culturas no nos proporcionan ningún beneficio adicional que no encontremos en ningún alimento de nuestro entorno.

¿Qué alimentos de otras culturas y otras gastronomías te parecen más saludables?

Todos los nutrientes los podemos encontrar en los alimentos que están disponibles en nuestro entorno. Pero si tuviera que decantarme por alguno de otras culturas, optaría por los alimentos fermentados o las semillas exóticas porque pueden enriquecer nuestra dieta y ayudarnos a cubrir las raciones recomendadas de algún tipo de alimentos. En concreto los alimentos fermentados como el kéfir, el tempe, contienen probióticos que son bacterias vivas que ayudan a equilibrar la flora intestinal, refuerzan nuestras defensas y también mejoran nuestra salud en general.

  • En el caso del tempe contiene también probióticos que son hidratos de carbono que nuestro organismo no digiere y que favorece el crecimiento de las bacterias beneficiosas. En otras palabras: son los alimentos de los probióticos y favorecen su producción por lo que ayudan a mejorar la salud intestinal. La intención es que al llegar al intestino, los probióticos lo hagan acompañados de ciertas sustancias, es decir de los probióticos que ayuden a su crecimiento y colonización. De esta manera, el crecimiento de las bacterias beneficiosas se incrementa.
  • Respecto a las semillas: son ricas en fibra, en proteínas, vitaminas y minerales y aunque se empleen en pequeñas cantidades es recomendable incluirlas en nuestras recetas por sus valiosas propiedades nutricionales. Además son muy versátiles y podemos incorporarlas a diversas recetas. Lo que nos va a ayudar a seguir la recomendaciones de tres a siete raciones a la semana de frutos secos y semillas.
  • Hay que tener en cuenta que las semillas exóticas no tienen propiedades mágicas y que esto haga imprescindible su uso en nuestra dieta o reemplace a otras semillas más cercanas a nuestra cultura gastronómica, como son las semillas de girasol, de calabaza o lino. Es cierto que pueden adoptar una cantidad de texturas, sabores y presentaciones, lo cual  siempre es de interés en la alimentación saludable.

¿Hay alimentos exóticos que aportan más valor nutritivo a nuestra dieta o en realidad es todo una moda?

Los alimentos considerados así son alimentos de otras culturas y que no forman parte de nuestra gastronomía tradicional. Pero tenemos que desterrar la idea de que se tratan de superalimentos.

Estos alimentos se utilizan desde la antigüedad con el fin de curar, tratar enfermedades, retrasar el envejecimiento, incluso para potenciar la sexualidad. En la mayoría de las ocasiones sus efectos son un simple placebo.

Tienen un componente cultural muy importante para los pueblos que los utilizan. En muchas ocasiones estos alimentos contienen sustancias a las que se les atribuyen propiedades beneficiosas para la salud, aunque realmente no existen pruebas suficientes de sus pretendidas propiedades ya que la mayoría de estudios que se han realizado son ensayos que se han realizado son ensayos in vitro en animales.

No existe el superalimento como tal. En todo caso, más que el alimento aislado, es el patrón alimentario y la variedad en la dieta la mejor manera de aportar al organismo los nutrientes que realmente necesitamos. Una alimentación variada, que es rica en verduras, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos, es la mejor opción para proporcionar a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita.

¿Qué tipo de alimentos te parecen más aconsejables en general?

Siempre decimos que una alimentación saludable debe ser equilibrada, suficiente y variada. La variación es uno de los ejes más importantes de nuestra dieta ya que no existe un alimento que contenga todos los nutrientes que necesitamos. Cuanto más variada sea nuestra alimentación, más fácil será que no tengamos carencia de ningún nutriente. Es decir, comer un poco de todo y en la proporción adecuada, es la clave para seguir una dieta saludable y equilibrada.

  • Es importante variar los métodos de cocción y priorizar los que sean menos agresivos con el alimento, y que además no incorporen mucha grasa en la preparación: por ejemplo el vapor que siempre es mejor que el típico hervido, el grill, el papillot, o incluso los asados al horno con poca grasa.
  • Las frituras la verdad es que incorporan mucha grasa al alimento. Si bien no hay ningún inconveniente en comer un frito de vez en cuando no deberíamos abusar de ellos. En la cocina los errores más comunes suelen ser cocinar con mucha grasa y también con mucha sal. Es recomendable cocinar con poca grasa por ese motivo es preferible añadir el aceite, a ser posible, aceite de oliva, siempre en crudo e intentar cocinar con pocos aceites o pocas salsas.
  • También es importante que si una receta lleva ingredientes como la sal, como podría ser la salsa de soja o encurtidos, o conservas, que tienen mucho contenido en sal, lo más recomendable es no añadir aparte sal. En este sentido es mejor no llevar el salero a la mesa para no salar en exceso los platos.
  • Sin lugar a dudas el patrón de cocina mediterránea es el más adecuado independientemente de la época del año, porque se basa en alimentos vegetales y prioriza los de la estacionalidad y cercanía. Incluye muchas recetas tradicionales generalmente con abundantes frutas, hortalizas, legumbres y en el que el aceite de elección sea el aceite de oliva y por tanto entrarían en el patrón de dieta saludable.
Alimentos de la dieta mediterránea

En verano, ¿qué tipo de alimentación es la más saludable?

La alimentación del verano no tiene por qué diferir de la del resto del año. Solo hay que tener en cuenta que las necesidades de agua aumentan. De ahí que las preparaciones ricas en agua, que aportan este frescor, están presentes en nuestra dieta. Por ejemplo las sopas frías, las ensaladas de todo tipo, los asados, los salteados de verduras, comemos más pescado, las legumbres salteadas…

Los platos que se consumen fríos o templados, son típicos de esta época donde la ensalada con bases de hortalizas, pastas arroz o incluso patatas, son las reinas de la mesa. Además la variedad de frutas verduras y pescado en verano hace que la gastronomía tradicional esté más presente en nuestras mesas y en los menús de los restaurantes.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *