Ir arriba
Miércoles, 26 de febrero, 2020

Almagro dice que gobernantes y políticos corruptos se vuelven explotadores de los ciudadanos

Almagro dice que gobernantes y políticos corruptos se vuelven explotadores de los ciudadanos
Almagro dice que gobernantes y políticos corruptos se vuelven explotadores de los ciudadanos

TEGUCIGALPA.- El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo hoy en Tegucigalpa que “los gobernantes y políticos corruptos se vuelven, directa o indirectamente, explotadores de otros ciudadanos, sus iguales, que han confiado en ellos la administración de los bienes públicos que son de todos”.

“La corrupción es un mal endémico de las democracias contemporáneas. Deteriora la cohesión social, destruye la confianza en las instituciones y reduce la política a una simple actividad primitiva de saqueo que conduce al desencanto popular”, subrayó Almagro en la Casa Presidencial de Honduras.

El diplomático fue recibido hoy en la Casa Presidencial por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, para ser testigo de la promulgación, por el Ejecutivo, de la Ley de Fiscalización, Transparencia y Financiamiento de Partidos Políticos y Campañas, aprobada por el Parlamento hondureño.

A la ceremonia asistieron altos funcionarios de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, cuerpo diplomático y el vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH), de la Organización de Estados Americanos (OEA), Juan Jiménez, entre otros invitados.

Almagro señaló que “la corrupción se ha transformado en una especie de privatización del Estado, de secuestro de los poderes públicos por parte de unos pocos que disponen de lo que es de todos, a su arbitrio y con un sentido patrimonialista y utilitario”.

Añadió que en estos procesos los que pierden siempre son los más pobres y que cada lempira (moneda hondureña) malversado significa menos medicinas, menos alimentos, menos salud, menos educación y más desigualdad y precariedad económica y social.

El titular de la OEA señaló además que el círculo vicioso de la corrupción “tiene su inicio en los procesos electorales”, y que “en las campañas los intereses desleales se personifican y quienes tienen el poder generan en ocasiones turbios nexos para conservarlo”.

Además, “quienes buscan el poder dan a cambio a sus valores y su dignidad, en una lamentable ecuación donde el fin justifica los medios”, acotó.

Almagro expresó que la democracia evoluciona en la medida que la ciudadanía participe y juegue un papel protagónico a la hora de tomar las decisiones que afecten su futuro.

También advirtió que “si la clase política no muestra señales que lucha genuinamente contra la corrupción y la impunidad, la desafección continuará y esa lucha tiene que ser impulsada desde la sociedad civil”.

La nueva ley que regula la financiación de las campañas políticas entrará en vigor a dos meses de que se celebren, en marzo, las elecciones primarias de partidos políticos, y las generales del 26 de noviembre.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *