X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Miércoles 2 de diciembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 144,302
  • Nuevos casos 314
  • Fallecidos total 2,333
  • Nuevos fallecidos 2
  • Recuperados 115,530
  • Críticos
  • Pruebas 720,805
<< Mapa interactivo >>

Anomalías congénitas: la segunda causa de muerte en menores de 5 años en América

Anomalías congénitas: la segunda causa de muerte en menores de 5 años en América
Anomalías congénitas: la segunda causa de muerte en menores de 5 años en América
Imagen de archivo

Imagen de archivo

WASHINGTON.- La anomalías congénitas son la segunda causa de muerte en niños menores de 5 años en América Latina, así lo dio a conocer la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS junto a otras organizaciones impulsa por primera vez la conmemoración del Día Mundial de los Defectos de Nacimiento el próximo 3 de marzo.

Los defectos al nacer, también llamados anomalías congénitas o trastornos congénitos, son la segunda causa de muerte en los niños menores de 28 días y de menos de 5 años en América. Junto con la prematuridad, la asfixia y la sepsis representan más del 44 por ciento de los fallecimientos en la niñez. En el mundo, afectan a 1 de cada 33 bebés y causan 3,2 millones de discapacidades al año.

Las anomalías congénitas pueden tener un origen genético, infeccioso o ambiental, aunque en la mayoría de los casos resulta difícil identificar su causa. Los trastornos congénitos graves más frecuentes son las malformaciones cardíacas, los defectos del tubo neural y el síndrome de Down.

Se calcula que cada año más de 200 mil recién nacidos fallecen durante los primeros 28 días de vida debido a anomalías congénitas. Estas constituyen la cuarta causa de muerte neonatal, después de las complicaciones del parto prematuro, las relacionadas con las infecciones neonatales y las vinculadas con el parto, según datos de la OMS.

Muchos defectos del nacimiento se pueden prevenir o tratar. La ingesta suficiente de ácido fólico y yodo durante el embarazo, la vacunación contra la rubéola a las mujeres (que pueden transmitirla a sus hijos antes del nacimiento) y los cuidados prenatales adecuados constituyen algunas medidas claves en este sentido.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *