En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Ante el riesgo de un seismo

Ante el riesgo de un seismo
Mario Rivadulla

¿Está el país preparado para enfrentar con mínimo riesgo un seísmo con intensidad de  7.0  grados en la escala de Ritcher?

 

No. Es la opinión terminante del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), externada por su presidente, arquitecto Guarionex Gómez. Este advierte que hasta ahora no existe un plan nacional diseñado para tratar de reducir los daños que pudiera ocasionar el fenómeno.

 

El timonel del CODIA recuerda que nuestro territorio se encuentra afectado por una zona de alta intensidad sísmica que pudiera manifestarse con gran fuerza en el momento mas inesperado.  Nuestra historia remota registra la ocurrencia del fenómeno telúrico en distintas  ocasiones con efectos catastróficos.

 

Ilustrativo el artículo de Juan Ventura, publicado bajo el título de “Breve Historia de los terremotos en la República Dominicana” (“Acento”, 9 de julio de 2017), a partir del primer seísmo que se registra ocurrido el 2 de mayo de 1551.  En el mismo destaca que las dos provincias mas afectadas han sido Santiago y La Vega, en la región norte, que es la mas propicia a este tipo de fenómenos.

 

Entre los numerosos temblores que se han producido desde entonces los que han tenido consecuencias mas catastróficas son el del 2 de diciembre de 1562 que causó enormes estragos en Santiago de los Caballeros, La Vega y Puerto Plata; el de 1673, en Santo Domingo donde alcanzó una intensidad de 9, y posteriormente en 1701 que destruyó la ciudad; en 1751, otro redujo a escombros la villa de Azua; en 1842 produjo una catástrofe de grandes proporciones al afectar a toda la isla, donde la tierra abierta por el seísmo al cerrarse tragó una gran cantidad de personas; y mas recientemente en 1946 con una magnitud de 8.1 grados que se sintió y causó numerosos daños en todo el territorio nacional, principalmente en Santo Domingo,  Matanzas y Nagua.  El historial es tan impresionante como alertador.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *