En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Aprovechando las desgracias

Aprovechando las desgracias
Bernardo Vega

Existen diferentes estrategias de desarrollo bajo las cuales un país puede echar para adelante. Una de las más torpes y retorcidas es aprovechando y capitalizando los errores, o desgracias, de países vecinos. Pero en eso es que estamos.

El turismo hacia nuestro país ya se está beneficiando de los terribles efectos de los ciclones recientes que perjudicaron a Cuba, Puerto Rico y las Antillas angloparlantes y francófonas.

Si los turistas pensaban ir a esa parte del Caribe, ahora posiblemente vienen y vendrán donde nosotros.

Si otros pensaban visitar Francia, Inglaterra, Turquía, Egipto, España, Holanda, Bélgica o Alemania, el miedo al terrorismo los orientará hacia un Caribe sin terrorismo y una vez tomada esa decisión probablemente irán a la República Dominicana. Si pensaban en Cataluña, optarán por el Caribe. Y nosotros contamos con las cantidades de habitaciones y de asientos en aviones para recibir ese incremento. Pero la criminalidad es percibida por los dominicanos, según encuestas, como nuestro principal problema. El día que también lo perciban los turistas será un día fatal.

Trump, dentro de sus desvaríos, está por dejar sin efecto el Acuerdo de Libre Comercio de su país con Canadá y México, el NAFTA. Para algunos esa amenaza es solo una táctica negociadora, pero si Trump persiste en ciertas exigencias ya conocidas, México y Canadá preferirán no aceptarlas y cerrar el NAFTA haciendo entonces negocios con Estados Unidos solo en base a las normas y aranceles que establece la Organización Mundial del Comercio (OMC). Eso significaría que las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos (mantendría el NAFTA con Canadá) pagarían un arancel no existente hoy día. Si el NAFTA no se aplica a Estados Unidos y se mantiene el DR-CAFTA, el Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos que beneficia a Centroamérica y nuestro país, entonces empresas exportadoras hoy ubicadas en México podrían optar por trasladarse hacia Centroamérica o la República Dominicana para así evitar los nuevos aranceles y seguir aprovechando el libre comercio. Pensamos en fábricas de textiles, de calzados y de componentes médicos, entre otras, plantas que ya operan entre nosotros.

Pero más sano, inteligente y de visión a largo plazo sería fijarnos en lo mal que quedamos en los índices internacionales sobre corrupción, ineficiencia y competitividad y analizar cómo mejorar esa triste situación. El caso de la minería es un buen ejemplo. La ley bajo la cual se determinan los impuestos que pagan las empresas mineras es de 1971, pasada durante el primer gobierno de Balaguer y fue bajo ella que comenzó a operar la mina de oro que hoy posee la Barrick. Pero cuando un potencial inversionista en el área minera pregunta si podrá operar bajo ese sistema impositivo se le dirá que no, que esa ley es obsoleta y que se le exige negociar un contrato, como hizo y logró Leonel Fernández con la Barrick. Pero pocos meses después, el mismo gobierno peledeísta, pero entonces en manos de Danilo Medina, amenazó y logró modificarlo. Es ahora, después de trece años continuos de gobiernos peledeístas, que nuestro Ministerio de Energía y Minas ha preparado un proyecto de nueva Ley Minera que tendrá que enfrentar el largo viacrucis de una aprobación congresual.

Mientras tanto, varias empresas que terminaron sus exploraciones y que están listas para comenzar la etapa de explotación, no pueden conseguir montar su planta porque hay que esperar que entre en vigencia la nueva Ley Minera. Eso significa que potenciales nuevas exportaciones mineras, con sus consecuentes nuevos impuestos y los empleos que generarían, quedan diferidas en el tiempo. ¿Es esa una forma de atraer la inversión y de ser competitivos?

¿Cuánto tarda el Ministerio de Obras Públicas en aprobar la construcción de un hotel o apartamentos? Oigo que es más de un año. ¿Por qué ese ministerio, si es que su personal técnico está demasiado ocupado, no subcontrata con una empresa privada la rápida realización de los estudios técnicos? Ya hasta en las guerras se contrata a empresas privadas para que aporten soldados. Aquí solo se trata de hacer rutinarios cálculos de ingeniería.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *