x

Aprueban 'vacuna contra el colesterol' en España

Fármaco

El inclisirán proporciona una reducción eficaz y sostenida del c-LDL de hasta un 54% en pacientes con ECVA, añadido a la dosis máxima tolerada de estatinas, con una administración de mantenimiento dos veces al año mediante una inyección subcutánea administrada por un profesional sanitario. 

Imagen sin descripción

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- A partir de este 1 de noviembre comenzará a administrarse en España el fármaco inclisirán, descrito por su fabricante (la farmacéutica Novartis) como un medicamento de ARN para reducir el colesterol, después de que el Ministerio de Sanidad haya aprobado su financiación en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

En realidad, el inclisirán (comercializado bajo el nombre Leqvio) había sido aprobado hace tres años por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) como complemento al tratamiento principal, cuando este no es suficiente para reducir los niveles de colesterol LDL (el coloquialmente llamado ‘colesterol malo‘).

Hay que tener en cuenta que los niveles altos de esta sustancia en la sangre se asocian a un elevado riesgo cardiovascular, con lo que se espera que esta terapia ayude a reducir la incidencia de accidentes circulatorios graves en las personas elegibles para la misma.

Según explica la presidenta de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) Rosa Fernández Olmo en declaraciones citadas por la agencia Europa Press, «inclisirán es un tratamiento innovador comenzando con el propio mecanismo de acción, ya que va a ser la primera vez que se utilicen terapias con RNA en la prevención cardiovascular, permitiéndonos un abordaje novedoso de nuestros pacientes con enfermedad cardiovascular (ECV)».

«Su posología (se administra dos veces al año) representa una revolución, con potencial para convertirse en nuestra aliada en el tratamiento de aquellos pacientes que han sufrido previamente un evento, obteniendo así una mejora en la adherencia sin perder la oportunidad de reforzar la necesidad de seguimiento del paciente en los programas de prevención cardiovascular coordinados desde las unidades de prevención y rehabilitación cardíaca con Atención Primaria», señala. 

La enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ECVA) consiste en la acumulación de lípidos a lo largo del tiempo, principalmente colesterol LDL, en el revestimiento interno de las arterias. La ruptura inesperada de la placa aterosclerótica puede causar un evento cardiovascular aterosclerótico, como un infarto o un ictus. Por ello, la ECVA representa dos tercios de las muertes por enfermedades cardiovasculares (que a su vez son la principal causa de muerte en el mundo) y estos pacientes se consideran de muy alto riesgo. 

¿Cómo funciona?

De hecho, el c-LDL es el factor causal de la ECVA y el factor de riesgo más fácilmente modificable. Normalmente, los niveles excesivos se tratan con estatinas y una dieta saludable: no obstante, hasta un 80% de los pacientes de muy alto riesgo no alcanzan los objetivos recomendados por las guías, a pesar de este tratamiento.

Por ello, este fármaco actúa de una manera diferente: introduce una hebra de ARN (material genético que se emplea para enviar información contenida en los genes desde el núcleo a otras partes de la célula para que se ‘cumplan’ las instrucciones del ADN) en las células del hígado que bloquea la producción de la enzima PCSK9, producida por el cuerpo humano para regular el metabolismo del colesterol.

El inclisirán proporciona una reducción eficaz y sostenida del c-LDL de hasta un 54% en pacientes con ECVA, añadido a la dosis máxima tolerada de estatinas, con una administración de mantenimiento dos veces al año mediante una inyección subcutánea administrada por un profesional sanitario. 

Comenta con facebook