En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Argentina todavía llora a Evita, sesenta años después de su muerte

Varias personas visitan la tumba de Evita Perón.

BUENOS AIRES, Argentina.- Sesenta años después de su muerte, Argentina aún llora a Eva Duarte, Evita, una figura mítica del peronismo, que ha recobrado plena vigencia bajo la Presidencia de Cristina Fernández y en medio de las graves divisiones internas del justicialismo.

Las distintas familias peronistas conmemoraron hoy la fecha por separado con actos en todo el país.

Cristina Fernández eligió la provincia de Buenos Aires para asegurar, ante decenas de miles de personas, que su Gobierno retomó el legado de Evita que, dijo, es “eterna, irrepetible y única”.

“Un día volvimos para que ella, que había prometido volver y ser millones, cumpliera con su propia profecía de volver a una Argentina diferente”, afirmó la presidenta.

“Díganme si no estamos haciendo las cosas para cumplir con el legado y ese mandato histórico que dejó para todo aquel que se sintiera peronista”, arengó la mandataria a la multitud arrastrada por el oficialismo en la localidad bonaerense de José C. Paz.

También el líder de la mayor central sindical del país, Hugo Moyano, encabezó un homenaje a Evita en el que subrayó su “humildad” en contraste con la “soberbia”, denunció, de la presidenta, antigua aliada y hoy una encarnizada enemiga.

En la capital, cientos de admiradores marcharán a la hora de su muerte, las 20.25 (23.25 GMT) hacia la Plaza de Mayo, e incluso la derecha, encabezada por el gobierno porteño, se sumó a la conmemoración con conferencias y hasta un desfile de moda.

La segunda esposa de quien fuera tres veces presidente de Argentina, Juan Domingo Perón, levantó pasiones y odios, pero nadie discute que marcó una época, abrió paso a las mujeres en la política y dejó un importante legado social.

Su prematuro fallecimiento, el 26 de julio de 1952, con sólo 33 años, víctima de un cáncer de útero, y la increíble peripecia de su cadáver hasta su traslado a un cementerio porteño, consolidaron su leyenda.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *