En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Armonía para el silencio?

¿Armonía para el silencio?
¿Armonía para el silencio?

Imprudencias no faltas graves, así calificó la Comisión Especial de la Cámara de Diputados el comportamiento de los miembros del Pleno de la Junta Central Electoral ante las situaciones internas en el seno de ese organismo.

La prudencia, según el diccionario, consiste en actuar con reflexión y precaución para evitar posibles daños. La imprudencia, por ende, sería todo lo contrario. Pues entonces que viva la imprudencia de los magistrados disidentes que han tenido el valor de denunciar públicamente lo que consideran está mal hecho.

[jwplayer mediaid=”207822″]

Le recordamos a la Comisión Especial de la Cámara Baja que por las actuaciones de ese pleno estamos bajo la mirilla a nivel internacional, con el caso de 20 mil personas cuyos registros no están claros.

Le recordamos también que esos magistrados disidentes han tenido el coraje de denunciar un contrato de cuatro mil millones de pesos para las cédulas, en violación a la Ley de contrataciones públicas.

Le recordamos que en la Junta se aprueban gastos sin el conocimiento del pleno.
Violaciones a la Ley o no, si no fuera por los que ahora la comisión de la Cámara Baja llama imprudencias, la población no supiera de estos problemas que sí afectan al país.

Los dimes y diretes y pleitos en el seno de ese organismo electoral no son nada nuevo. Las denuncias de los magistrados que no encuentran cabida en el pleno, siempre terminan dilucidándose en los medios de comunicación, porque de lo contrario serian barridos debajo de alfombra.

Eso es precisamente lo que preferiría la Cámara Baja, que los trapitos sucios se lavaran en casa y que todo se quedara en silencio.

La comisión de diputados hizo un llamado a ese pleno para que vuelva a imperar la armonía y el comedimiento como garantía del cumplimiento de sus funciones.

Gracias a Dios que no impera esa armonía que piden los comisionados, porque de lo contrario tendrían rienda suelta para hacer y deshacer sin vigilancia alguna, a espaldas de la población.

 

Comenta con tú facebook

Comentarios

Muy buen comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *