En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Ascienden a 10 los muertos por bacteria en Alemania sin definir el origen

Ascienden a 10 los muertos por bacteria en Alemania sin definir el origen
Ascienden a 10 los muertos por bacteria en Alemania sin definir el origen

Bacterias.

Berlín.- Los fallecidos en Alemania por el brote de una peligrosa variante de la bacteria “E. coli Enterohemorrágica” ascienden a diez, según las autoridades alemanas, mientras los expertos siguen sin lograr determinar el origen de la contaminación.

Las autoridades sanitarias germanas confirmaron durante la jornada cuatro nuevas víctimas mortales del síndrome urémico hemolítico (SUH) que provoca este germen patógeno.

Entre esas últimas víctimas hay tres mujeres de edad avanzada y otra adulta, todas ellas residentes en el norte del país, donde se han producido la mayoría de casos.

Dos de las ancianas, de 87 y 84 años, fallecieron entre la noche del viernes y esta mañana en la Clínica Universitaria de Eppendorf, una localidad del estado federado de Hamburgo (noroeste del país), y en el municipio de Lauenburg, en el estado de Schleswig-Holstein (norte), respectivamente.

La tercera anciana, la última en fallecer, según se dio a conocer a última hora de esta tarde, es una mujer de 86 años que murió en la ciudad de Lübeck (noroeste), en la sección local de la Clínica Universitaria de Schleswig-Holstein (UKSH).

Por su parte, una mujer de 38 años murió a causa de un proceso agudo de SUH el pasado jueves en el hospital central de la ciudad de Kiel, en el estado federado de Schleswig-Holstein, pero hasta hoy no se confirmó que su muerte estaba relacionada con este brote infeccioso.

Además, las autoridades sanitarias destacaron que aún no se ha alcanzado el punto álgido de la infección, que esperan que tenga lugar en los próximos días, por lo que instaron a la ciudadanía, especialmente en el norte del país, a extremar las medidas de higiene.

La portavoz del Ministerio federal de Agricultura, Holger Eichele, consideró hoy “probable” que siga en aumento el número de casos hasta que no se identifique “sin lugar a dudas la fuente” del brote.

Por su parte, el número agregado de afectados por esta agresiva variante del “E. coli Enterohemorrágica” ha superado ya con este brote los mil en el conjunto de Alemania, cuando el número habitual de caso anuales se sitúa en torno a los 900.

De ellos, en Hamburgo se han detectado unos 400 infectados (de los que 80 han desarrollado el SUH); en Schleswig-Holstein, unos 250 (70 con SUH); y en Baja Sajonia, cerca de 200 (40 con SUH), según los últimos datos aportados por el Instituto Robert Koch de Berlín, un centro público especializado en enfermedades infecciosas.

Mientras tanto, los científicos alemanes trabajan contrarreloj para hallar un tratamiento contra esta variante del “E. coli Enterohemorrágica” y en algunos casos han empezado a tratar con anticuerpos a algunos pacientes graves, aunque no podrán confirmarse los resultados hasta dentro de algunas semanas.

Las autoridades sanitarias alemanas anunciaron el jueves que el brote podría tener su origen en una partida de pepinos procedentes de España que se comercializaron a través del mercado central de Hamburgo, un importante centro de distribución regional, una acusación que provocó quejas de Madrid.

Por su parte, la Comisión Europea, que ha indicado que la contaminación pudo producirse fuera del país de origen de los pepinos, recordó que se está investigando además otros posibles orígenes del brote, y que en este sentido se está analizando una partida de pepinos originarios de Holanda o Dinamarca y distribuidos en el mercado alemán.

Ésta era la hipótesis inicial a la que habían llegado después de que cuatro pepinos seleccionados al azar en el citado centro logístico de Hamburgo diesen positivo en un análisis de “E. coli Enterohemorrágica”.

Según los medios de comunicación locales, tres de estos pepinos procedían de España -uno de ellos de cultivo biológico- y el otro de Holanda, un extremo que nunca fue confirmado o desmentido de forma oficial.

Desde entonces, las autoridades no han hecho públicos más avances en la investigación científica sobre el origen y la forma de propagación de este brote infeccioso, pero no han apuntado en ningún momento hacia Holanda.

Por su parte, los agricultores alemanes, que en los últimos días acusaron la crisis alimentaria y se vieron obligados a destruir verduras y hortalizas por valor de unos dos millones de euros al día ante la imposibilidad de venderlos, han iniciado una ofensiva informativa.

Así, la Asociación Federal de Productores de Fruta y Verdura (BVEO) comenzó hoy a analizar sus productos antes de comercializarlos y a marcarlos con el indicador “Sin EHEC”, que es la denominación alemana de esta bacteria.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *