En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Atabales, congos y güiras en honor a San Antonio de Padua

Atabales, congos y güiras en honor a San Antonio de Padua
Atabales, congos y güiras en honor a San Antonio de Padua
Foto de archivo

Foto de archivo

YAMASÁ, Monte Plata.- Y dijo: “pueden ir en paz”, y ellos contestaron: “demos gracias a Dios”. De la parroquia San José desde un rinconcito de Yamasá salen los fieles de distintas comunidades. Van a celebrar junto a Los hermanos Guillén la fiesta de San Antonio de Padua, para ellos su “San Antonio Negro”.

Es domingo,  8 de junio, el más próximo a la festividad de este santo, por quien los “Yamasenses” expresan una devoción especial en una novena de atabales, güiras, congos, panderos y salves que se extiende hasta el 13 de junio a ritmo de sudor.

El destino final es tierra de barro, pintura y jícara de coco. Tierra  artesanal de “Los Antonios” .Ramón Antonio, Manuel Antonio, Jesús Antonio y Esteban Antonio Guillén; la cuarta generación que hace honor cada año a lo que iniciaron en 1904 sus bisabuelos Albertina Torres y Jesús María Bonilla. Tradición que luego de 92 años asumen en 1996 y celebran desde hace 18 años.

No hace falta la tecnología; el radio y los CD quedan en un segundo plano y las manos de barniz marrón toman el papel protagónico en una tocada de Palos arriba y Palos abajo. Aquí en Yamasá las manos le ponen ritmo al ambiente y cadencia a las cinturas y a las faldas que en la brisa de esa mañana ondean en las niñas y las señoras.

San Antonio de Padua convoca y todos vienen; de Estados Unidos, de Brasil… Vienen los de lejos y los de cerca en uno de esos grandes carruseles pintados de amarillo, con gomas de gran altura.

Un rey y una reina. Coronados de cartulina blanca con escarcha azul, roja y dorada. No es la nobleza española, es la nobleza de Yamasá integrada por el rey y la reina, el primer rey y la primera reina y el segundo rey y la segunda reina.

Bajo la enramada el piso de cemento y sobre el piso unos pies bailan al compás de los percusionistas inagotables de este municipio de la provincia Monte Plata, fundado en 1859 y de donde nacen el Río Ozama, el Río Verde, el Río Yamasá, el Guanuma, el Máyiga, el Río Haina, Básima e Isabela. Y en una marquesina techada los músicos  con un “perico ripiao” ponen  a todo el que está aquí a sudar las presiones de las zonas aledañas y la capital que agitada pasa por alto la sencillez de esa inmensa mañana de Pentecostés.

Comenta con tú facebook