En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Ataque a cartuchazos contra equipo DNCD y fiscal deja 4 agentes heridos y muerto al agresor

Ataque a cartuchazos contra equipo DNCD y fiscal deja 4 agentes heridos y muerto al agresor
Ataque a cartuchazos contra equipo DNCD y fiscal deja 4 agentes heridos y muerto al agresor

“Bienvenido a la puerta del infierno”, dice un tatuaje en el pecho del occiso, Félix Javier, alias Chavalo, quien además tenía 2 calaveras en ambos hombros, reveló la DNCD

Drogas, arma y pertrechos ocupados, Caso Mandinga

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  Cuatro agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), entre ellos un oficial superior, resultaron heridos de gravedad esta mañana al ser atacados a cartuchazos por un hombre que resultó muerto durante la refriega, efectuada en el sector Villa Faro, Santo Domingo Este, incidente en el que un fiscal actuante en el allanamiento salió ileso, informó este domingo  la agencia antinarcóticos.

El incidente se originó cuando el nombrado Félix Javier, apodado Chavalo, utilizó una escopeta calibre 12 para agredir a los agentes y a un fiscal adjunto que acudieron a una vivienda sin número de la Calle primera, en el barrio Mandinga, para allanar el lugar donde luego fueron ocupados, además del arma ilegal y 20 cartuchos para la misma, cerca de medio kilo de cocaína, un paquete de crack,  dos chalecos antibalas, dos botas tipo militar, una balanza y varios teléfonos celulares.

“Este fue el resultado de una agresión materializada por un individuo que dirigía un centro de expendio y procesamiento  porciones de drogas junto a otros sujetos que están detenidos. Se le iba a allanar, como en efecto se hizo, y la respuesta fue atacar a cartuchazos al personal enviado allí, acompañado este por un miembro del Ministerio Público”, dijo el portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, en un comunicado en el que ofrece detalles del incidente.

Se trataba de un hombre, dijo Lebrón, extremadamente violento “lo que queda demostrado con su actitud de recibir a tiros a los agentes que se presentaron a su vivienda junto a una autoridad competente para realizar una requisa domiciliaria. Esa actitud violenta lo demuestra, igualmente, que el occiso tenía un tatuaje en el pecho que decía: Bienvenido a la Puerta del Infierno”, además de dos calaveras en ambos hombros.

Los heridos son el mayor Luciano Cabrera, el alistado Joaquín Mora, así como los agentes José Luís Sosa y Carlos Félix, el primero con heridas de perdigones en la cara y el ojo derecho, el segundo con un cartuchazo en el brazo derecho, mientras el tercer agente recibió un disparo que le fracturó el miembro superior derecho, igual que el cuatro miembro de la agencia antinarcóticos. Todos fueron ingresados al Hospital Central de las Fuerzas Armadas.

“Cuando ese personal se proponía penetrar a la vivienda de este individuo, en el que se encontraba junto a otras tres personas jóvenes, nuestro personal fue recibido a tiros, situación que obligó a los agentes a responder la agresión, originándose un intercambio que le provocó la muerte a ese individuo y arrojó un saldo de cuatro de los nuestros con las citadas heridas”, agregó Lebrón, en un comunicado emitido a nombre del jefe de la DNCD, mayor general Rolando Rosado Mateo.

Durante la operación fueron arrestados Jorge Alexander Ogando, de 22 años; Rudelania Jiménez Pinales, de 19 y Teryli Ericsson López, de 22, los tres trasladados a la sede de la DNCD para ser interrogados y posteriormente sometidos a la justicia.

El allanamiento estuvo amparado por  la orden 13906-ME-2012, emitida por un juez, dice el boletín emitido este domingo por la DNCD.

Los heridos fueron llevados primero al Hospital Darío Contreras y de allí transferidos al Hospital de las FF.AA.

El agresor murió en el tramo Villa Faro-Hospital Darío Contreras, centro asistencial donde era cuando era conducido por los agentes que resultaron ilesos.

El cuerpo sin vida fue trasladado posteriormente al Instituto Nacional de Patología Forense para ser sometido a los estudios de rigor, como establece la legislación cuando se produce una muerte violenta.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *