x

Ataque a una estación de Policía deja 5 heridos en el suroeste de Colombia

Incidente

El carro bomba fue colocado a un par de casas de la pequeña estación de Policía, que resultó sin daños, pero los edificios de alrededor están completamente destruidos.

Imagen sin descripción

Bogotá.- Al menos cinco personas resultaron heridas este viernes en una zona rural del departamento del Valle del Cauca después de la explosión de un carro bomba en cercanías de una estación policial de la localidad de Jamundí, informó la Policía.

«De manera preliminar podemos informar que en el atentado terrorista perpetrado en el corregimiento Potrerito de Jamundí están siendo atendidos médicamente 5 personas (civiles), así mismo, se registran daños en 5 residencias y en la fachada de la subestación de Policía. Autoridades locales ya se encuentran al frente de la situación», confirmó la fuerza pública.

«La estación fue afectada en su estructura pero no hay policías lesionados por el momento», informó, por su parte, el Ministerio de Defensa, que compartió una imagen de la destrucción que ocasionó la detonación.

El ataque se produce en la misma semana en la que otro carro bomba, en el vecino departamento del Cauca, provocara la muerte de dos personas en la localidad de Timba al explotar frente a otra estación policial.

El presidente colombiano, Gustavo Petro, condenó el «repudiable atentado en Jamundí», a través de su cuenta de X (antes Twitter).

«Seguimos afectando las economías ilegales y la reacción son hechos de violencia. No cederemos. La Fuerza Pública debe copar militarmente el territorio y como Gobierno llegaremos de manera integral a estas poblaciones», agregó el mandatario.

También el director de la Policía, el general William Salamanca, condenó el atentado «criminal contra la población civil y los policías de Potrerito».

«Yo estaba en el antejardín cuando vi un carro ahí que voló la guauda, y ya pasó lo que tenía que pasar», contó a EFE Mónica Grajales sin poder reprimir el llanto.

Estaba junto a su hijo en su casa, que resultó afectada por la explosión, aunque ellos salieron ilesos.

El carro bomba fue colocado a un par de casas de la pequeña estación de Policía, que resultó sin daños, pero los edificios de alrededor están completamente destruidos: cinco casas y una escuela, «donde en el momento no había estudiantes», confirmó la fuerza pública. Otros tres carros quedaron afectados.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, atribuyó el ataque al Estado Mayor Central de las disidencias de las FARC, mientras que las autoridades locales de Jamundí acusaron directamente a la estructura Jaime Martínez de este grupo, que tiene una extensa presencia en el Cauca y el Valle del Cauca y ha protagonizado una escalada de las acciones ofensivas.

Avances en la paz

Esta misma semana, en el departamento del Cauca, las delegaciones de paz del Gobierno y del Estado Mayor Central (EMC), principal disidencia de las FARC, anunciaron la instalación de la mesa de diálogo y un cese el fuego de 10 meses que arrancará el próximo 8 de octubre.

En medio de estos anuncios, sin embargo, y tan solo un día después, un ataque en Timba achacado a las disidencias provocó el rechazo del Gobierno y de la sociedad colombiana. Por el momento, el ataque de este viernes no ha sido atribuido a ningún grupo armado.

El Estado Mayor Central ha evitado asumir o rechazar la responsabilidad de estas dos acciones hasta el momento.

Comenta con facebook