En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¡Atención! Tres señales que indican que algo está mal en tu cuerpo

¡Atención! Tres señales que indican que algo está mal en tu cuerpo
¡Atención! Tres señales que indican que algo está mal en tu cuerpo

REDACCIÓN INTERNACIONAL.– El cuerpo humano es considerado una máquina perfecta, y el hecho de no comprenderlo por completo no indica que no lo sea.

Todo lo contrario: se debe buscar la forma de hacerlo para aprovechar al máximo toda su perfección y sus capacidades.

De algo similar habla la medicina poco convencional, practicada desde la antigüedad. Esta se basaba en las señales arrojadas por el cuerpo y con base en ellas indicaba lo que le sucedía al mismo.

A pesar de ser el método más usual en los médicos del pasado, muchos la sigue utilizando, incluso teniendo a mano diversos inventos producto del avance científico.

La principal función de esta técnica consiste en cerciorarse acerca de los cambios o alteraciones bruscos presentes en el organismo, tanto externa como internamente (por ejemplo, observando fluidos salientes como orina, sudor, lágrimas…).

Por ello y, con base en lo anterior, se señalarán algunos indicios del cuerpo que muestran que algo anda mal.

1- Cambios bruscos de peso en el cuerpo

Con respecto a la ciencia médica, existe algo llamado Índice de Masa Corporal (IMC).

Este involucra la talla y el peso del cuerpo con el fin de determinar en qué nivel se encuentra la persona, desnutrición, peso ideal, sobrepeso, obesidad, etcétera.

No obstante, no es necesario emplearlo para notar la disminución o el aumento de peso, menos aun cuando este es repentino o brusco.

Cuando el cuerpo sube o baja de peso bruscamente se puede percibir en su apariencia.

En estos cambios influyen diversos factores como la alimentación o el estilo de vida, entre otros, y dependen de cada persona. No obstante, hay que prestar atención a estas variantes.

Al momento de sufrir un aumento de peso, este puede sugerir un desequilibrio en la glándula tiroidea, problemas cardíacos o renales.

Por otra parte, si se baja de peso de forma muy repentina puede ser indicativo de cáncer.

En ambos casos se debe visitar al médico lo antes posible.

2- Problemas al concentrarse

Con el paso de los años, el cerebro comienza a deteriorarse. Uno de los principales síntomas de tal desmejora es la incapacidad de concentración.

No obstante, si tal falta de concentración se da de forma exagerada es probable que exista un problema asociado a una enfermedad.

Enfermedades como el alzhéimer, la pérdida de memoria o la demencia senil, entre otras, pueden estar asociadas con la incapacidad de concentrarse.

Por tal razón lo más apropiado es visitar al médico con el fin de determinar a qué se responde tal problema.

Incluso puede llegar al caso de no tratarse de una enfermedad neurodegenerativa, sino de un cansancio extremo provocado por una ardua rutina.

Lo más indicado es descartar las probabilidades más peligrosas para el organismo.

3- Señales de la orina

La orina es producto de un proceso natural del cuerpo.

Esta se da gracias a las bebidas y alimentos ricos en agua, lo cuales sufren un proceso de digestión y metabolización.

A través de estos algunos órganos, incluidos los riñones, nuestro organismo selecciona aquellos nutrientes y toxinas que ya no necesita, y posteriormente los desecha por la uretra.

Con respecto a este proceso se debe tener en cuenta el color de la orina (el cual debe ser amarillo claro, casi transparente) y el olor (que debe ser muy suave).

Si el color varía está indicando problemas renales o deshidratación, además también puede detectar el grado de hidratación del organismo.

En caso de que esta sea de tonalidad clara la probabilidad de bienestar es elevada, y todo lo contrario cuando se torna excesivamente oscura.

Si el cuerpo siente deseos seguidos de orinar posiblemente haya problemas de diabetes o infección.

También se presenta cuando la persona consume alcohol en cantidades excesivas y, en el caso de una mujer, cuando se encuentra embarazada.

Si el olor es muy fuerte lo mejor es ir al médico lo más rápido posible, más aún si a este se le suman los síntomas anteriores.

Por último y no menos importante, si al momento de orinar vemos rastros de sangre el problema del organismo tiende a ser mucho más complejo.

En ese momento lo más probable es padecer una enfermedad presente en las vías urinarias o renales. Se trata de un síntoma común en quien padece cálculos en los riñones o la vejiga.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *