En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Aún se esperan reacciones

Aún se esperan reacciones
Aún se esperan reacciones

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Las reacciones que hasta ahora ha suscitado el proyecto de ley de naturalización sometido al Congreso por el presidente Danilo Medina son sumamente auspiciosas en diferentes ámbitos del escenario nacional.

La aprobación ha sido prácticamente unánime, por lo que se augura una consecuente disminución en las presiones a que ha estado sometido el Gobierno por los efectos de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional.

[jwplayer mediaid=”287978″]

Pero como hasta ahora no se han producido pronunciamientos desde la esfera internacional, que era la fuente de los más encendidos cuestionamientos, será necesario esperar para ver la opinión de la comunidad internacional.

La distensión o cambio de actitud en ese ámbito es sumamente importante para dar un respiro al país, que durante meses ha estado sometido a uno de los períodos de mayor desaprobación a su política interna en materia migratoria.

La censura y condena se centraba en los efectos de la controversial sentencia de la alta corte para el futuro de cientos de descendientes de haitianos que hubieran quedado desnacionalizados, sin esperanza de una vida digna en nuestro territorio.

Estas críticas habían puesto en entredicho la imagen de la República Dominicana ante el mundo, ya que en el seno de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en otros organismo internacionales, se le presentaba como una nación que había incurrido en graves violaciones a los derechos humanos.

Las consecuencias negativas para el país no se limitaban solamente a una cuestión de imagen, sino que de continuar y profundizarse, hubieran sentado las bases para medidas con serias sanciones en materia económica.

Pero ahora hay que destacar las sentidas expresiones de regocijo y generalizada satisfacción de hasta el padre Mario Serrano, de la congregación de los jesuitas, como culminación de las batallas libradas junto a las personas que corrían el riesgo de quedar apátridas y segregados de la sociedad.

Las rápidas y amplias repercusiones positivas que ha tenido la ley a nivel local es un factor favorable que puede influir de forma determinante en las naciones amigas que han seguido de cerca el impasse provocado por el dictamen.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Alicia, mas claro ni el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *