En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Azarenka y Serena esperan imponer su poder físico para estar en la final del abierto de EE.UU.

Victoria Azarenka y Serena Williams.

NUEVA YORK, EE.UU.- El tenis de poder físico que desarrollan la bielorrusa Victoria Azarenka, número uno del mundo, y la estadounidense Serena Williams, cuarta, las sitúan como las grandes favoritas a conseguir el pase a la final femenina del Abierto de Estados Unidos.

Ambas tendrán la prueba de fuego el viernes cuando se enfrenten en semifinales a la rusa Maria Sharapova, tercera favorita, y la italiana Sara Errani, décima preclasificada, y gran sorpresa del último torneo de Grand Slam.

La italiana se sumó a las tres mejores del circuito que, además, han ganado los tres títulos de Grand Slam en lo que va de año.

Azarenka ganó el Abierto de Australia; Sharapova el de Roland Garros, precisamente a Errani, y la mejor de las Williams se llevó el de Wimbledon.

El duelo entre Azarenka y Sharapova llega cuando la bielorrusa está jugando su mejor tenis, mientras que la rusa sufrió y no lo hizo bien ante la francesa Marion Bartoli.

Sharapova se aferró al espíritu de lucha para superar la prueba de llegar por segundo partido consecutivo a los tres sets, en donde este año está perfecta con 12-0.

Nada de eso le puede servir ante Azarenka, que no ha hecho ninguna concesión en lo que va de torneo. Su poder físico es enorme y, además, tiene una gran confianza en su juego.

“Estoy muy entusiasmada con las duras batallas que me quedan en el torneo”, declaró Azarenka, una número uno que lucha para ganar el reconocimiento que disfrutan Williams y Sharapova, y nada mejor que conseguir una gran victoria ante la tenista rusa.

Azarenka, que por primera vez logró llegar a las semifinales del Abierto de Estados Unidos, tiene también la ventaja de haber disfrutado de más tiempo de descanso después que ganó el partido de cuartos el martes y Sharapova no pudo hacerlo por las interrupciones de la lluvia.

“No quiero que se detenga la competición para nada y menos en semifinales, porque además tengo muchas ganas de conseguir el título”, destacó Azarenka, que volvió a mostrar su mejor juego con el poder físico que impone en cada uno de sus golpes.

Por su parte, Sharapova reconoció que las estadísticas de los partidos difíciles le favorecen, pero su objetivo es no tener que hacerlo ante Azarenka sino ganar con claridad.

“Es una gran estadística, demuestra que disfruto pelear sin importar el marcador”, comentó Sharapova, campeona del Abierto en el 2003.

“Mi meta es estar de nuevo en la gran final”, agregó.

El mismo objetivo tiene Williams, que hasta el momento se ha mostrado arrolladora hasta llegar a semifinales después de ‘humillar’ con su poder a las rivales y tener nada menos que 23 partidos consecutivos ganados y va destacada en el apartado de los ‘aces’ que ha logrado con su saque.

La gran incógnita es saber quién puede frenar el poderío físico de Serena, la actual campeona de Wimbledon y medalla olímpica en Londres 2012.

Williams ganó sin problemas a la serbia Ana Ivanovic en los cuartos de final, pero declaró no sentirse satisfecha con lo conseguido y que todavía debía hacerlo mejor en el campo.

Si cumple ese objetivo, Errani, la primera italiana que consigue llegar a las semifinales del Abierto de Estados Unidos desde la nueva era del torneo que comenzó en 1968, puede centrarse por completo en la final de dobles femeninos que va a disputar junto a su compatriota Roberta Vinci.

Williams es la cuarta cabeza de serie en Flushing Meadows, pero en realidad es la mejor que ha llegado al torneo después de los triunfos en Wimbledon y Juegos Olímpicos de Londres 2012, lo que demuestra que la clasificación mundial no siempre refleja la realidad que se da en el circuito.

Además, Williams ya tiene catorce títulos de Grand Slam, incluidos tres en el Abierto de Estados Unidos, donde busca el cuarto, primero desde el 2008.

Su marcha hacia las semifinales ha sido arrolladora sin hacer ninguna concesión a sus rivales, con 41 ‘aces’ conseguidos y una efectividad del 85 por ciento con el primer saque.

“No creo que llegué al torneo en mi mejor nivel, pero sin duda he jugado mejor en los últimos dos partidos”, adelantó Williams de lo que todavía puede ofrecer en el campo.

“Espero jugar un par de partidos más y poder dar el 200 por ciento”, agregó.

Por su parte, Errani está convencida de la inferioridad con que se presenta al partido, pero confía en hacer de nuevo su mejor tenis e intentar dar la gran sorpresa en la competición femenina, como hizo el checo Tomas Berdych con el suizo Roger Federer en los cuartos de final masculinos.

“Tengo que hacer lo mío y sacarla de balance”, comentó Errani, que perdió la final de Roland Garros ante Sharapova y es la décima del mundo, tras haber comenzado el año en el puesto número 45.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *