En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Belén ultima los preparativos para Navidad cubierta aún por un manto blanco

Belén ultima los preparativos para Navidad cubierta aún por un manto blanco
Belén ultima los preparativos para Navidad cubierta aún por un manto blanco

belen_skylineBELÉN.– La ciudad palestina de Belén, en la que la tradición cristiana sitúa el nacimiento de Jesús y que desde el fin de semana está cubierta por un manto de nieve, ultima los preparativos para la Navidad con la esperanza de llenar este año todas sus plazas hoteleras.

Más de 25.000 peregrinos, según el Ministerio de Turismo de Israel, país que controla las fronteras, son esperados en Tierra Santa para esta Navidad, repartidos a lo largo de todo un mes según las fiestas de cada rito cristiano.

“Hemos venido a conocer la parte cristiana, hacer el recorrido que Jesús hizo, los lugares que visitó, su obra en este lugar”, dijo a Efe una estudiante colombiana que recorría estos días la ciudad, antes de que se vea inundada por miles de personas.

Con el árbol de la Plaza del Pesebre a sus espaldas, su novio, que vive con ella en Ginebra, recuerda la importancia en la tradición cristiana de Belén, que reclama su hegemonía espiritual todos los 25 de diciembre.

“Los preparativos empezaron hace dos meses. Ahora mismo, el 25 por ciento de las luces de la ciudad están listas y encendidas y esperamos que la llegada fuerte de turistas comience el próximo viernes”, dijo a Efe Samir Hazbun, presidente de la Cámara de Comercio de Belén.

Esta semana, como tantos otros lugares de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), todos los servicios de la ciudad estaban abocados a arreglar los daños ocasionados por el temporal que azotó el levante mediterráneo entre el jueves y domingo, que cubrió Belén con un manto de nieve de más de medio metro.

“La situación económica es complicada, aún más tras el temporal de nieve que ha impedido el correcto funcionamiento de los negocios”, explicó a Efe George Rishmawi, experto en turismo.

Los servicios municipales tratan de embellecer la ciudad, cambiar las bombillas fundidas, reponer los carteles arrancados, limpiarla de ramajes y erradicar toda la suciedad causada por el vendaval, todo para recibir a los visitantes con su cara más bonita.

La Basílica de la Natividad, donde se encuentra la estrella de catorce puntas que marca el nacimiento de Jesús, ha sido visitada este año por 1,85 millones de turistas, según las estadísticas de enero a octubre del paso fronterizo que separa Belén de Jerusalén.

Hacia finales de año, su número rozará los dos millones, casi el doble que durante 2012.

Para estas Navidades se ha organizado para los peregrinos el festival de música “Noche de los Pastores”, que tendrá lugar entre los días 22 y 25 de diciembre en la localidad de Beit Sahur, así como un mercado de Navidad que recuerda los tradicionales de centro Europa.

Entre las novedades con la que los peregrinos contarán este año está un sistema wifi en toda la Plaza del Pesebre que les permitirá compartir la experiencia con sus familiares.

Rishmawi instó a los peregrinos a pernoctar en Belén para que “conozcan las tradiciones e historia” palestinas, así como “a los palestinos”.

El que los peregrinos pasen unos días en la ciudad es crucial también para que su presencia tenga “un impacto” en la economía local, según Ihab Bseiso, portavoz de la ANP.

El problema es que muchos de los turistas llegan a Tierra Santa con turoperadores israelíes que hacen sus reservas en hoteles de la vecina Jerusalén, a sólo seis kilómetros.

Aún así, y si no se producen cancelaciones imprevistas, el pleno hotelero (más de 3.600 habitaciones en 38 hoteles y casas de huéspedes) está garantizado.

Para los habitantes de Belén, cristianos y musulmanes por igual, la Navidad es una seña de “identidad nacional”, una oportunidad para mostrar al mundo la pluralidad religiosa dentro de la sociedad palestina y “para promocionar la imagen de que Palestina merece ser libre y de que merecemos tener un Estado”, en palabras de Bseiso.

“Los palestinos tenemos que afrontar retos de cara a la celebración de estas fiestas por la situación política y económica, pero el mensaje que queremos trasladar al mundo es el de que, a pesar de las dificultades, de la ocupación, de los asentamientos… seguimos viviendo, celebrando y buscando nuestra libertad”, concluyó el portavoz.

Pese al conflicto que les enfrenta y las reivindicaciones políticas y territoriales, los Ministerios de Turismo israelí y palestino decidieron estrechar su colaboración para fomentar el peregrinaje cristiano a Tierra Santa, una estrategia que lanzaron en 2005 en la feria FITUR de Madrid y en la que se ayudaron de la Custodia franciscana y del apoyo de la Santa Sede.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *