En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Benedicto XVI dice que sin el derecho, el Estado se convierte en una cuadrilla de bandidos

Benedicto XVI dice que sin el derecho, el Estado se convierte en una cuadrilla de bandidos
Benedicto XVI dice que sin el derecho, el Estado se convierte en una cuadrilla de bandidos

Benedicto XVI.

Berlín.- Benedicto XVI dijo este jueves en el Parlamento federal alemán que “servir al derecho y combatir el dominio de la injusticia es y sigue siendo el deber fundamental del político”.

Advirtió además que la aplicación del derecho distingue al Estado de “una gran banda de bandidos”, como ocurrió en la Alemania nazi.

“Si se quita el derecho, el Estado, como decía san Agustín, se convierte en una gran banda de bandidos. Lo alemanes sabemos por experiencia que estas palabras no son una mera quimera. Hemos visto como el poder se separó del derecho, se enfrentó al derecho y pisoteó el derecho, de manera que el Estado se convirtió en un instrumento para la destrucción del derecho”, afirmó el Papa.

En su primera intervención en un Parlamento, en este caso el de su país, el papa Ratzinger agregó que el Estado se transformó en una “cuadrilla de bandidos muy bien organizada que podía amenazar al mundo entero y empujarlo hasta el borde del abismo”.

“Servir al derecho y combatir el dominio de la injusticia es y sigue siendo el deber fundamental del político. En un momento histórico, como el actual, en el cual el hombre ha adquirido un poder hasta ahora inimaginable, este deber se convierte en algo particularmente urgente”, agregó el Papa.

El Pontífice aseguró que el hombre “tiene la capacidad” de destruir al mundo, “se puede manipular a sí mismo y puede, por decirlo así, hacer seres humanos y privar de su humanidad a hombres”.

Al acto no asistieron numerosos diputados del partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y La Izquierda, en un gesto de protesta por considerar que la intervención del jefe de la Iglesia Católica contraviene el principio de la neutralidad religiosa del Parlamento.

El Obispo de Roma insistió en que hay que distinguir entre el bien y el mal y que la política “debe ser un compromiso por la justicia y crear así las condiciones básicas para la paz”.

Reconoció que un político puede buscar el éxito, pero señaló que debe estar subordinado al criterio de la justicia, a la voluntad de aplica el derecho y a la comprensión del mismo.

El Papa advirtió que el éxito puede ser también una “seducción” y de esa forma abre las puertas de la desvirtuación del derecho y la destrucción de la justicia.

Benedicto XVI dijo también que cuando está en juego la dignidad del hombre y de la humanidad, el principio de la mayoría no basta.

El Obispo de Roma aseguró que el cristianismo, “al contrario que otras grandes religiones”, nunca ha impuesto al Estado y a la sociedad un derecho revelado, un ordenamiento jurídico derivado de una revelación y que en cambio se ha referido a la naturaleza y a la razón como verdaderas fuentes del derecho.

En un largo y denso discurso, el papa Ratzinger se refirió asimismo al positivismo y afirmó que allí donde la razón positivista se considera la única cultura suficiente, relegando todas las otras actividades culturales a la condición de subcultura, el hombre y la humanidad están amenazados.

El Papa agregó que lo decía “mirando” a Europa, y precisó que la razón positivista que se presenta de modo exclusivista y que no es capaz que percibir nada más que aquello que es funcional “se parece a los edificios de cemento armado sin ventanas, en los que logramos el clima y la luz por nosotros mismos y rechazamos recibir ambas cosas del gran mundo de Dios”.

“Es necesario volver a abrir las ventanas, hemos de ver nuevamente la inmensidad del mundo, el cielo y la tierra y aprender a usar todo ello de manera justa”, señaló.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *