Ir arriba
Miércoles, 26 de febrero, 2020

Bolsonaro anuncia medidas para proteger Amazonía tras críticas a su Gobierno

Bolsonaro anuncia medidas para proteger Amazonía tras críticas a su Gobierno
Bolsonaro anuncia medidas para proteger Amazonía tras críticas a su Gobierno

Río de Janeiro, Brasil.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, blanco de constantes críticas por la omisión del Gobierno en el combate a la deforestación de la Amazonía, anunció este martes medidas para proteger la mayor selva tropical del mundo.

El líder de la ultraderecha brasileña anunció en su cuenta en Twitter la creación de un “Consejo de la Amazonía” de carácter interministerial y al que le dio la misión de coordinar políticas dirigidas a la “protección, la defensa y el desarrollo sostenible de la Amazonía”.

“Entre otras medidas determinadas también está la creación de una Fuerza Nacional Ambiental, semejante a la Fuerza Nacional de Seguridad Pública, dedicada a la protección del medioambiente de la Amazonía”, agregó el mandatario igualmente en un mensaje en Twitter.

Bolsonaro explicó que el Consejo de la Amazonía será coordinado por el vicepresidente de Brasil, el general de la reserva del Ejército Hamilton Mourao, y que utilizará la misma estructura de la Vicepresidencia en sus labores.

El objetivo del organismo, agregó, será “coordinar las diversas acciones de cada ministerio destinadas a la protección, la defensa y el desarrollo sostenible de la Amazonía”.

El presidente se limitó a anunciar las medidas ambientales en su cuenta en Twitter sin dar otros detalles sobre las mismas y ningún otro organismo gubernamental las especificó.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, tan sólo calificó como “excelente” la idea del gobernante, igualmente sin dar detalles, en un mensaje en Twitter en que comentó la publicación del jefe de Estado.

Bolsonaro, que el 1 de enero completó el primero de sus cuatro años de Gobierno, fue blanco permanente de duras críticas por el aumento de la destrucción de la Amazonía durante su gestión, que ecologistas atribuyeron a la propia retórica antiambientalista del líder ultraderechista y al desmonte de los organismos de fiscalización.

De acuerdo con el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales, la Amazonía brasileña perdió 9.165,6 kilómetros cuadrados de cobertura vegetal en 2019, en el primer año de Gobierno de Bolsonaro, un área en un 85 % superior a la de 2018.

Se trata de la mayor área devastada de la Amazonía en un año desde 2016.

La propia deforestación ha sido señalada como una de las principales causas de los incendios forestales que destruyeron el año pasado gran parte de la selva tropical y causaron conmoción en el mundo entero. Los incendios en la Amazonía aumentaron un 30 % el año pasado, al pasar de 68.345 en 2018 a 89.178 en 2019.

Las imágenes de los incendios calcinando enormes extensiones de vegetación dieron la vuelta al mundo y provocaron una ola de indignación entre la comunidad internacional y las ONG, que acusaron del desastre a Bolsonaro.

El líder ultraderechista es defensor de la explotación de los recursos naturales del mayor bosque tropical del mundo, ha condenado en repetidas ocasiones el “ecologismo extremista” de las ONG y alega que los habitantes de la Amazonía, incluyendo los indios, tienen derecho a buscar su sustento.

En el Informe Mundial 2020 sobre los derechos humanos, divulgado la semana pasada, la organización internacional Human Rights Watch (HRW) afirmó que el Gobierno brasileño dio “carta blanca” a las redes criminales que “destrozan” la Amazonía, una cuestión que consideran “no meramente ambiental”, sino también un problema “gravísimo de seguridad pública y justicia”.

En materia de medioambiente, la organización denunció el incremento de la deforestación durante el primer año de Gobierno de Bolsonaro e instó a las autoridades a adoptar medidas contra las redes criminales que “destruyen” la Amazonía.

“El ataque de Bolsonaro a las agencias de fiscalización ambiental está poniendo en riesgo la Amazonía y a aquellos que la defienden”, puntualizó la directora de Human Rights Watch en Brasil, Maria Laura Canineu, citada en el informe.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *