Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Martes 20 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

Bolsonaro propone "diálogo" en la educación al investir a nuevo ministro

Bolsonaro propone
Bolsonaro propone "diálogo" en la educación al investir a nuevo ministro

BRASILIA.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, convaleciente de COVID-19, invistió en su cargo este jueves al nuevo ministro de Educación, Milton Ribeiro, un pastor presbiteriano que será el cuarto ocupante de esa cartera en 18 meses.

«Con toda seguridad, y con un amplio diálogo, podremos llegar a entendimientos», declaró Bolsonaro desde su residencia oficial, en una transmisión en directo emitida en el Palacio presidencial de Planalto, donde fue celebrada la ceremonia.

«Lo que libera a un país, al hombre, no son programas sociales», sino «el conocimiento», apuntó el mandatario en un breve mensaje, en el que también pidió al nuevo ministro elaborar políticas que ayuden a «devolverle la autoridad a los profesores en las aulas».

Ribeiro era hasta ahora miembro de la Comisión de Ética Pública de la Presidencia y es pastor presbiteriano, pero con una amplia experiencia en el área de educación, en la que tiene incluso un doctorado.

Ha cursado estudios de derecho constitucional y administración y ha sido rector de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, de la que también ha sido alumno y profesor.

Desde que Bolsonaro llegó al poder, en enero de 2019, el sector de educación ha estado en medio de enormes polémicas, sobre todo por la clara intención inicial del Gobierno de promover una suerte de «revolución conservadora» en esa área, que la ultraderecha que apoya al mandatario cree que ha sido tomada por el «marxismo cultural».

Ribeiro se presentó este jueves con un discurso completamente distinto, y si bien fundamentado en los valores conservadores y religiosos, garantizó que toda su «formación» y «compromiso» están «afirmados en valores constitucionales, el carácter laico del Estado y la enseñanza pública».

A diferencia de los sectores de ultraderecha que respaldan al Gobierno, declaró que «al mirar al pasado, no se puede desmerecer que muchos dieron enormes contribuciones» y que «no estaba todo mal», aunque matizó que «hubo algunas políticas equivocadas».

Ribeiro se trazó como prioridad la apertura de «un gran diálogo para escuchar a los académicos y educadores, que están entristecidos con lo que esta ocurriendo con la educación» en el país, que tiene serios problemas, sobre todo en el sector público.

Negó, como publicaron algunos medios locales, que haya defendido alguna vez la violencia física contra los alumnos, la cual sostuvo que «es parte de un pasado que no queremos de vuelta».

Condenó al mismo tiempo la violencia que sufren en ocasiones los maestros por parte de los alumnos, que atribuyó a unas «políticas y filosofías de educación equivocadas, que acabaron con la autoridad del profesor en los salones de clases».

Ribeiro sustituye al economista Carlos Alberto Decotelli, quien estuvo en el cargo apenas cinco días y renunció el mes pasado en medio de escándalos surgidos en los medios académicos y políticos por una serie de falsedades en su currículum.

Ribeiro tendrá la tarea de reducir el alto grado de ideología que le había imprimido a la educación el antecesor de Decotelli, Abraham Weintraub, un polémico agitador de la ultraderecha que renunció en medio de fuertes presiones de la base parlamentaria del Gobierno.

Weintraub, quien fue más activista que ministro, había sucedido en ese cargo al filósofo colombiano naturalizado brasileño Ricardo Vélez Rodríguez, quien también impuso una pesada carga ideológica a su breve gestión, que duró apenas tres meses.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *