x

Bosch, el PRD y la abstención como arma política 

Enfoque

Juan Bosch en 1962 fue criticado por algunos sacerdotes de la Iglesia católica y el más destacado fue el jesuita Láutico García que  lo acusó de ser filocomunista.

Imagen sin descripción
Escuchar el artículo
Detener

El 20 de diciembre de 1962 se celebraron las primeras elecciones libres después de la dictadura de Trujillo. 

Para que haya elecciones libres es necesario que en una sociedad haya libertad y respeto a los derechos humanos dentro de un sistema de estado de derecho.

Durante la tiranía trujillista la “libertad” sólo la disfrutaban los más íntimos del régimen dictatorial, los socios y los hijos de estos socios, que podían hasta irse fuera a estudiar, y volver a entrar y salir de nuestro país cuántas veces quisieran.

Las Elecciones de 1962:

El triunfador de aquellas elecciones después de eliminada la dictadura de 31 años, que tuvieron lugar el 20 de diciembre de 1962, fue Juan Bosch.

Un desconocido en el país era entonces Juan Bosch, el candidato del Partido Revolucionario Dominicano, PRD. 

Aclaro, desconocido hasta 1961, pues desde su retorno del exilio el 20 de octubre de aquel año 1961 viajó haciendo campaña política por todo el territorio nacional y realizando “pequeños mitincitos”, como me lo explicó a mí años después el mismo Juan Bosch.

Era una táctica para no espantar a la Unión Cívica, verdadera fuerza social y política que tenía el respaldo de grupos económicos vinculados al Consejo de Estado que sucedió en enero de 1962 al régimen transitorio que se instaló con el presidente Joaquín Balaguer a la cabeza después de eliminado Rafael Trujillo el 30 de mayo de 1961.

Bosch apenas llevaba catorce meses residiendo en el país después de estar 21 años viviendo en el extranjero exiliado porque en nuestro país no había libertades.

Hemos leído y escuchado que para esas elecciones de 1962 la percepción generalizada era de que quien iba a ganar las elecciones era el doctor Viriato Fiallo, candidato de la Unión Cívica Nacional, muy conocido médico y opositor a Trujillo que residió aquí y nunca se exilió. Pero le ganó Bosch y para muchos fue una sorpresa que derrotara a Fiallo, pues contaba este último con el respaldo de la clase media y la simpatía del grupo gobernante.

La Amenaza de Abstención del PRD:

Juan Bosch en 1962 fue criticado por algunos sacerdotes de la Iglesia católica y el más destacado fue el jesuita Láutico García que  lo acusó de ser filocomunista.

Bosch dijo que si el padre Láutico No se retractaba el PRD se abstendría de participar en las elecciones. Así perdían legitimidad las primeras elecciones después de la dictadura si no participaba el PRD fundado en La Habana, Cuba, en 1939.

Entonces fue convocado un debate entre Láutico y Bosch en un programa de televisión trasmitido por el principal canal de tv, el oficial (el otro era Rahintel), y Láutico durante la confrontación pública reconoció que Bosch no era comunista.

La amenaza de retirarse y abstenerse de participar en las elecciones por parte del líder y fundador del  PRD ayudó a Bosch. Atrajo la atención del pueblo que lo favoreció con su voto mayoritario también gracias a la prédica de Bosch a favor de los sectores más pobres de la población.

Consecuencias de la Maniobra de Bosch:

El término o palabra abstención se ha hecho común en nuestro país con el pasar del tiempo, relacionado con la proporción o porcentaje de personas que por una u otra razón deja de asistir a unas votaciones.

Sin embargo, hasta hace 50 años, por ejemplo la última vez en 1974, la abstención electoral era una palabra que significaba boicot a las elecciones como arma política.

En 1962 fue una amenaza de retiro del PRD que le permitió a los perredeístas alcanzar el Poder y alcanzar la dirección del país entre el 27 de febrero de 1963, fecha de la juramentación del presidente Bosch, y el 25 de septiembre cuando fue derrocado su gobierno por un golpe de Estado militar.

Otras Abstenciones Electorales:

Si se hubiese producido la abstención en 1962 como sucedió luego con la abstención de 1970 y 1974 del PRD, el problema politico que implicaba abstenerse de participar en las elecciones  hubiera derivado en un vacío de autoridad en el país en 1962.

En los casos de las abstenciones del PRD en 1970 y 1974 las coyunturas políticas eran diferentes.

En 1970 el PRD practicó la abstención o retiro, pero en 1966 le había ganado las elecciones al PRD el doctor Joaquín Balaguer después de la guerra civil de 1965 y la intervención militar extranjera que llegó para impedir que Bosch concluyera el período de gobierno constitucional interrumpido por el golpe de Estado.

La abstención del PRD ya dirigido por José Francisco Peña Gómez se repitió como táctica política en 1974, pero en ese momento el presidente Balaguer llevaba gobernando ocho años y había desarrollado una base amplia de apoyo social.

Se sostenía que Balaguer era un discípulo de Trujillo que gobernaba con métodos represivos casi dictatoriales entre 1966 y 1974, y que por tanto no existían la libertad ni el respeto a los derechos humanos indispensables para que el PRD participara en el proceso electoral.

La ausencia del PRD en la dirección de los municipios y en el Congreso de la República lo compactó como la verdadera fuerza opositora, y su táctica política de la abstención electoral le mantuvo vigente hasta que en 1978 volvió a participar en elecciones y derrotó al candidato reeleccionista Joaquín Balaguer. 

Herederos de Bosch:

Desde 1978 en adelante las elecciones para todos los niveles se han celebrado regularmente y, salvo algunas denuncias menores y mayores de irregularidades o fraudes, el país en esta materia ha adquirido experiencias y madurez.

El Maestro original del sistema político vigente ha resultado ser Juan Bosch si tomamos en cuenta que del PRD que ganó en 1962 las elecciones once años después se desprendió el PLD, así como también del PRD se desprendió el PRM y del PLD la Fuerza del Pueblo. Se trata de los partidos que dominan el escenario político nacional.

Todos herederos de Bosch y sus discípulos como José Francisco Peña Gómez, Jacobo Majluta,  Antonio Guzmán e Hipólito Mejía y José Rafael Abinader, Leonel Fernández y Danilo Medina, para citar sólo a algunos de los más renombrados.

Comenta con facebook