En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Caleidoscopio”

“Caleidoscopio”
Ray Ortega

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Existía un hombre que a causa de la guerra de Irak, en la que había combatido, había quedado ciego. Este hombre, para poder subsistir, desarrolló una gran habilidad con sus manos, lo que le permitió destacarse como un buen artesano. Sin embargo, su trabajo no le permitía nada más que ganarse su propio sustento.

Cierta Navidad quiso regalarle algo a su hijo de cinco años, quien nunca conoció más juguetes que los chécheres del taller de su padre con los que jugaba a diario. Su padre tuvo la idea de fabricarle un hermoso caleidoscopio como alguno que él pudo poseer cuando era niño.

Fue recolectando piedras de diversos tipos que trituraba en pedazos, pedazos de espejos, vidrios y metales. En la cena de Nochebuena la sonrisa que el padre se imaginaba de su hijo al coger su regalo, fue tremenda. El niño no cabía en sí de la dicha, de ver que su padre un pobre ciego le había regalado un bello caleidoscopio y hecho con sus manos.

Durante los días siguientes, el niño fue a todo sitio llevando el caleidoscopio que su padre le había regalado, con el mismo regresó a sus clases en la escuela del pueblo. En el recreo y entre clase y clase, el niño mostro a los demás compañeritos de curso su juguete y sus compañeros quedaban fascinados con aquella joya de juguete.

Uno de aquellos, tal vez el mayor del grupo, finalmente se acercó al hijo del artesano y le dijo con mucha intriga: “Oye, que maravilla de caleidoscopio que te han regalado, ¿Dónde te lo compraron?  No he visto nada ni parecido a ese que tu tiene aquí en este pueblo”.

Y el niño, orgulloso de poder decir aquella verdad que latía en su corazón, le contestó: No, no me lo compraron en ningún sitio, me lo hizo mi padre.

El otro joven replicó con cierto tono: ¿Tu padre?, te lo hizo, imposible si tu padre es ciego desde hace tiempo.

Nuestro pequeño amigo se quedó viendo a su compañero, y al pasar varios segundos le contesto: Si mi padre es ciego pero de los ojos, solamente de los, ojos, no del corazón.

Mis queridos hermanos, el amor solo se puede ver con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

Mis queridos amigos, los dejo con esta lectura tomada del Evangelio de San Juan, Capitulo 9, Versículos del 1 al 17 (Léanlo).

Para Jesús nada es imposible, El lo cura todo.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

Sr. Ray, muy interesante este cuento del padre ciego, pero solo de los ojos. Nosotros vemosm pero a veces somos ciengo en nuestro corazons, Profundo mensaje, Gracias, Saludos, Carlos
Muy hermosa la historia que usted nos cuenta. El padre era ciego no del corazón, sino de la vista, y un hijo se quere como sea, y se le ve segun los ojos del corazón. Dios le cuide siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *