En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Cambios en la comunicación y la cultura

Cambios en la comunicación y la cultura
Noticias SIN

Henry Molina.

Hace 20 ó 30 años, la televisión y la radio no acogían con frecuencia expresiones de disensión o modos alternativos de ver las cosas. Era más frecuente en los periódicos, que una que otra voz disonante tratara de hallar eco en el pensamiento ciudadano. Pero la letra impresa tenía otra potencia: mediante la edición o autoedición de libros y folletos, cualquier autor verdaderamente convincente o de ideas penetrantes lograba encontrar eco y lugar en la formación de las ideas y la construcción de las voluntades colectivas.

Desde la aparición de las nuevas tecnologías y las redes sociales las cosas han cambiado mucho. Además de que hoy la comunicación es horizontal y bidireccional, los cientos de miles de jóvenes y adultos que las utilizan, las portan consigo en todo momento, haciendo posible la sincronización y simultaneidad de respuestas y la convergencia de interpretaciones, sensaciones y formas de pensar.

Millones de personas en todo el mundo hemos apoyado campañas por la defensa de derechos humanos inalienables como por otras causas no menos importantes. Ha sido posible porque portamos herramientas de comunicación altamente adaptables a la necesidad de movilizarnos en nuestras actividades diarias al tiempo que formamos parte de innúmeras redes, unas de lazos muy blandos o flexibles y otras de mayor tensión e intensidad.

Y es que nunca como ahora ha existido una base material para la comunidad de sentido, de sentimientos y de voluntades en un plano global, a lo largo y ancho de la humanidad. Es esto lo que está cambiando realmente: hoy es más posible que nunca compartir ideales, sentimientos y vocación. Los jóvenes lo están experimentando y demostrando. Probablemente lo que más está haciendo falta es encontrar el “sentido común”, el Common Sense, tal como escribiera Thomas Paine, para unificar y poner en el mismo ritmo sensaciones nuevas, vocación de cambio y pensamiento.

Se comparte el instante y las emociones que surgen de él, ya sea por Facebook, por Twitter u otra de las aplicaciones de mensajería y comunicación instantáneas. Somos redes de neuronas y mapas mentales actúando en red con millones o cientos de miles de otras redes de neuronas y mapas mentales. Y sincronizando sentido y sensibilidad. Lo que faltan son las notas, las ideas que unifiquen voluntades.

Es un reto para los que actuamos –en red—por un cambio en nuestro país y en el mundo. Pero no es imposible. Necesitamos un sentir común: para ello es imprescindible encontrar las ideas fuerza que impulsen tal sentir y los relatos comunicacionales imprescindibles para trasmitir ese sentir común. Trabajemos en ello: los resultados serán cada vez más sorprendentes.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *