En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Caminar en integridad

Los seres humanos estamos tentados de manera permanente en cada una de las situaciones que vivimos. El policía es tentado a no actuar acorde a la justicia y muchas veces soborna o es sobornado para favorecer a alguien que no lo merece. El médico es tentado a engañar el paciente para ganar un dinero que sabe muy bien que no lo hace de manera sana y justa. El funcionario público es tentado por los beneficios personales que puede obtener utilizando de manera incorrecta los recursos que la sociedad y el estado han puesto en sus manos.  El comunicador es tentado a  usar la fuerza de su opinión pública para hacer un daño sin pensar en la dignidad y el respeto de sí mismo y de los demás. En todas las profesiones, en todas las ocupaciones, los hombres y mujeres, seres humanos imperfectos y proclives al pecado, están tentados a actuar de manera no correcta y no tener en cuenta la integridad. Pero lo que hemos decidido asumir a Jesús como nuestro Señor y Salvador, tenemos que actuar de manera diferente y caminar con un alto sentido de integridad. Ser íntegros es actuar sin dobleces ni situaciones oscuras en nuestras vidas. Ser claros y transparentes en todo y por todo. El libro de Proverbios  capítulo 10 versículo 9 dice que “el que camina en integridad anda confiado; mas el que pervierte sus caminos será quebrantado”.  Es decir que quien no es íntegro está recorriendo la ruta de la perversión y sus pasos no serán firmes en la vida. Está actuando contrario a como quiere nuestro Dios que actuemos frente a los demás pero sobretodo frente a él, como nuestro Padre Celestial.  Dios nos preparó para actuar con integridad y nos dice en el Salmo 15 versículo 2 que quien entrará a su monte santo será “el que anda en integridad y hace justicia, y habla la verdad en su corazón”.

El hombre y la mujer íntegros no hablan mentiras, no engañan ni estafan a los demás, siempre actúan apegados a los principios de justicia y de amor al prójimo.  Un hombre íntegro no le es infiel a su esposa, le dedica tiempo de calidad a sus hijos y a su familia, no busca el dinero fácil, abre su corazón a Jesús y le entrega todos sus actos. Una mujer íntegra es ayuda idónea a su esposo, respeta y ama su familia, no vive del chisme y la maledicencia, no provoca a los demás hombres con sus ropas o sus acciones, rechaza las malas compañías y se mantiene fiel a Jesús por sobre todas las cosas. Caminar en integridad es asumir las enseñanzas de Jesús en nuestra vida cotidiana entendiendo que “el que en integridad camina será salvo” (Proverbios 28:18).

[email protected]

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *