x

"Canta y no llores" plasma con su dominicanidad los valores de las mujeres fuertes

película

Con algunas secuencias rodadas en Madrid, fue en Santo Domingo donde se llevó a cabo la mayor parte de la producción, lo que da más valor dominicano a 'Canta y no llores'.

Fuente externa

Santo Domingo.- La «dominicanidad» mostrada en los valores de las mujeres de República Dominicana, que destacan por ser «alegres, sonrientes y trabajadoras», es el principal mensaje que ‘Canta y no llores’ pretende dar al mundo y así potenciar el cine dominicano, que se encuentra en su mejor momento.

«Es una película sobre la amistad y sobre la importancia de defender la alegría, incluyendo los momentos más complicados y difíciles que le puede pasar a una persona porque es posible dejar las lágrimas atrás y seguir cantando», expuso la productora Desirée Reyes.

Las mexicanas Consuelo Duval y Michelle Rodríguez, junto con la dominicana Lumy Lizardo, son las principales protagonistas de un trabajo que se estrena este jueves en República Dominicana y que lleva una semana cosechando éxitos en México, convirtiéndose en la película en español más vista en sus primeras semanas.

Con algunas secuencias rodadas en Madrid, fue en Santo Domingo donde se llevó a cabo la mayor parte de la producción, lo que da más valor dominicano a ‘Canta y no llores’.

«Ha sido muy importante para mí grabar en Santo Domingo porque no es lo mismo hacer un personaje dominicano en México que en tu propio país, donde tienes el apoyo geográfico y humano», afirmó la actriz Lumy Lizardo a EFE sobre el significado que tuvo para ella rodar en su país natal.

Además, otro de los mensajes que deja plasmado el largometraje es el «empoderamiento de la mujer», debido a que las cuatro protagonistas tienen que lidiar con una serie de problemas que van superando con el apoyo mutuo entre ellas.

Esta coproducción entre España y República Dominicana, en palabras de los integrantes, motiva a mucho a ser constante en lo que quieres y a ser solidario, a la vez que muestra el apoyo que tienen las mujeres «de cierta edad» y que pasan por momentos complicados.

De esta forma, el cine dominicano sigue abriéndose puertas en el panorama internacional con el paso de los años, dejando atrás el mercado local.

«El cine dominicano no ha hecho más que crecer, ahora mismo está en su mejor momento, hay mucha cantidad y la calidad es muy alta», confirmó Reyes.

Además, considera que los sectores especializados en el mundo de la cinematografía están empezando a ser conscientes de que se está desarrollando un «buen material» y que está ganando valor.

Comenta con facebook