X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 243,247
  • Nuevos casos 587
  • Fallecidos total 3,172
  • Nuevos fallecidos 10
  • Recuperados 197,622
  • Críticos
  • Pruebas 1,230,872
<< Mapa interactivo >>

Caso Odebrecht: la trama desconocida de los pagos a funcionarios y empresarios peruanos vía andorra

Caso Odebrecht: la trama desconocida de los pagos a funcionarios y empresarios peruanos vía andorra
Caso Odebrecht: la trama desconocida de los pagos a funcionarios y empresarios peruanos vía andorra

Redacción Internacional.-Funcionarios de la Banca Privada de Andorra (BPA) y directivos de Odebrecht crearon un sofisticado esquema offshore para ocultar el pago coimas en seis países donde la constructora brasileña consiguió licitaciones millonarias. Correos electrónicos y actas internas de la entidad bancaria en poder de la justicia de ese país —a los que accedió Convoca.pe— demuestran cómo los operadores financieros convertían a funcionarios sobornados en aparentes «empresarios de éxito» a fin de burlar los controles antilavado.

Desde 2006, las cabezas de Odebrecht decidieron reorientar el pago de los sobornos en el exterior en al menos seis de los doce países donde la firma brasileña operaba, con el uso de una compleja red financiera. La Banca Privada de Andorra (BPA) principal repositorio de la fortuna de las familias adineradas de España, fue escogida para depositar los dineros. Andrés Sanguinetti, ‘Betingo’, dirigente del Club Peñarol y medio hermano del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, fue contactado por su amigo el brasileño Luiz Eduardo da Rocha Soares, operador de Odebrecht para gestionar la apertura de cuentas de los clientes que ellos referirían.

 

Miguel Atala Herrera, el ex vicepresidente de Petroperú (Petróleos del Perú), empresa estatal encargada del transporte y refinación del combustible, fue uno de los primeros nombres en ser referido por Odebrecht al banco andorrano para transferirle dinero.

El ‘socio estratégico’

En octubre de 2007, Miguel Atala, el empresario y simpatizante del Apra (Alianza Popular para la Revolución Americana) creó en Panamá la sociedad offshore Ammarin Investment para recibir dinero por supuestamente «una comisión pagada por inversionistas brasileños». En ese momento, Alan García, entonces máximo dirigente aprista, llevaba poco más de un año como presidente del Perú.

El gerente general de la sucursal de Banca Privada de Andorra en Uruguay,  el andorrano Francesc Xavier Pérez Giménez, conocido como ‘Sisco’, contó en noviembre del 2017 a la jueza andorrana Canólic Mingorance, que investiga el origen ilícito de las cuentas abiertas en la BPA, sobre la manera en que Atala Herrera se hizo cliente privilegiado en esa entidad.

 

«Fui a Perú porque Odebrecht había contado (a Andrés ‘Betingo’ Sanguinetti) que había un potencial cliente para presentarlo al banco», dijo ‘Sisco’, quien comentó que una vez en Lima le explicó a Miguel Atala respecto a las bondades de la entidad antes de abrirle una cuenta. La jueza de Andorra le preguntó a Xavier Pérez si averiguó antes sobre los antecedentes del cliente peruano. «Yo visité su fábrica textil. Después él me explicó que se dedicaba a los temas inmobiliarios, que tenía temas comerciales de frutas o algo así, básicamente eso», contestó el andorrano.

Para ese entonces Atala Herrera tenía una sentencia judicial de dos años de prisión suspendida debido a que su empresa Intratext SAC sustrajo energía por años a una compañía eléctrica. A pesar del antecedente judicial, que figuraba en su historial del banco, la recomendación de Odebrecht y la información obtenida por Xavier Pérez en Lima fue suficiente para que se le abriera una cuenta corriente en la BPA.

En noviembre del 2007, Kleinfeld Services, una sociedad bajo control de Odebrecht creada en las islas caribeñas Antigua y Barbuda, le transfirió a Miguel Atala el monto de 300 mil dólares, y en los siguientes tres meses las sumas de 300 mil dólares, 200 mil dólares, 250 mil dólares y 262 mil dólares sucesivamente. En total, a la cuenta de Ammarin Investment Inc se depositó 1 millón 312 mil dólares.

La última transferencia a la cuenta de esa offshore, ascendente a 260 mil dólares, se efectuó el 20 de febrero del 2008. Doce días antes de ese depósito realizado por Odebrecht, Miguel Atala había sido nombrado directivo en el comité de Petroperú. Seis meses después, fue designado vicepresidente de la petrolera estatal peruana por la junta general de accionistas encabezada por el entonces ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia Romero.

A mediados de 2012, la entidad bancaria de Andorra notificó la calidad de Atala como PEP (Personaje Políticamente Expuesto, término utilizado para referirse a personas con cargos públicos). Gracias al expediente de «empresario hotelero» que le habían creado los abogados brasileños, la cuenta bancaria del funcionario peruano en aquella nación europea continuó activa.

«Persona muy respetable»

En octubre del 2008, la Banca Privada de Andorra informaba por los canales internos que Juan Carlos Zevallos Ugarte se uniría a su nueva cartera de clientes peruanos. Zevallos era presidente del consejo directivo del estratégico Ositran (Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público) desde 2007. Su nombramiento fue mediante una resolución suprema firmada por los entonces mandatario Alan García y premier Jorge Del Castillo.

«Es un cliente referenciado por Odebrecht. Va a ser un socio estratégico en Perú. Es empresario inmobiliario, hotelero y consultor. En principio tiene que recibir 500 mil dólares», escribía un empleado del banco en un mensaje interno respecto al nuevo cliente.

En su declaración ante la justicia andorrana, el año pasado, el mencionado ex directivo de la BPA en Uruguay afirmó que Zevallos Ugarte prefirió ir a suelo uruguayo en 2008 para firmar todos los papeles concernientes a la apertura de su cuenta bancaria. «Juan Carlos Zevallos vino a Uruguay. A mí me explicó que tenía un negocio con Odebrecht y que bueno, que de este negocio recibiría sus honorarios”, señaló.

Zevallos recibió tres sucesivas transferencias desde Klienfeld Services: 50 mil dólares, 100 mil dólares y 80 mil dólares entre noviembre del 2008 y enero del 2009.

En abril del 2013, un nuevo movimiento por 100 mil dólares se iba a realizar a la cuenta de Juan Carlos Zevallos, pero fue observada en Andorra porque los controles de la entidad señalaban que era un PEP (Personaje Políticamente Expuesto).  Xavier Pérez respondió desde Uruguay un extenso correo electrónico a fin de justificar el nuevo depósito a Zevallos a través de la offshore controlada por Odebrecht.

«Nuestro cliente ha sido contratado por Rodwick Services para un programa de adquisición de propiedades en España, aprovechando el momento extraordinario de los precios en ese país (…); como verás el cliente es director de una inmobiliaria (Grupo Z Inmobiliaria) en Perú y sí ha estado en cargos políticos, pero básicamente como interino (5 / 6 meses). Es una persona muy respetable en Perú y con un CV (curriculum vitae) bastante respetable», aseguró ‘Sisco’ basándose en la información proporcionada por la constructora brasileña.

Los nexos de Zevallos, Odebrecht y Jorge Peñaranda, principal directivo de Alpha Consult, consultora contratada para supervisar las obras de la constructora brasileña, fueron ampliamente documentados por Convoca.pe en el reportaje ‘Los nexos ocultos de la supervisora de obras de Odebrecht en Perú’.

En junio del 2012, el gerente general

«Nuestros amigos»

En junio del 2012, el gerente general de la sucursal de la Banca de Andorra en Uruguay, Xavier Pérez ‘Sisco’, comunicó a sus jefes de la BPA que Odebrecht les había conseguido otro cliente peruano, cuyos ingresos eran producto de consultorías. El andorrano no mencionó al banco algo importante, que Santiago Chau Novoa era un PEP (Personaje Políticamente Expuesto), un funcionario en el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) durante el gobierno de Alan García, integrante del Comité de Licitaciones de la Línea 1 del Metro de Lima que adjudicó los dos tramos de la obra a la empresa brasileña, en 2009 y 2011. Y precisamente, como parte de la operación ‘Lava Jato’, los directivos de Odebrecht confesaron tiempo después que la compañía pagó sobornos por esta obra en Perú.

En aquella comunicación, ‘Sisco’ tampoco informó que Odebrecht había asesorado a Chau en enero 2012 para adquirir Ulton Finance Limited, una offshore en Belice, según una declaración jurada firmada por el peruano en la que señala ser el beneficiario final del 100 por ciento de las acciones.

El primer importe de dinero que recibió la cuenta de Ulton Finance fue de 400 mil  dólares proveniente de Aeon Group, sociedad perteneciente a Odebrecht.

En agosto del 2012, el directivo de la BPA en Uruguay envió un correo electrónico a Chau Novoa para asegurarle que la coima depositada en su cuenta se justificará gracias a un contrato elaborado por «sus amigos».

«Te paso el contrato que nos han pasado nuestros amigos (Odebrecht) para que lo firmes y me lo mandes escaneado lo antes posible. Este contrato es el que justifica la recepción de fondos. Un abrazo. Sisco», se lee en el documento revisado por Convoca.pe.

Xavier Pérez advirtió a sus colegas en Andorra que Santiago Chau era muy reacio a emplear el correo electrónico por temor a ser hackeado por las autoridades.  Chau se comunicaba siempre a través del usuario de e-mail identificado como [email protected] «Voy a intentar que me lo mande hoy por la tarde. El tema es que el cliente es peruano y no le gusta mandar mucha cosa; es más fácil cuando voy para allá y le hago firmar todo que mandárselo por correo», escribió.

El andorrano viajó a Lima en setiembre del 2008 para reunirse con Chau Novoa y pedirle que firmara toda la documentación.

Una semana después, el entonces funcionario del MTC le envió un mensaje relacionado a Petrobras y Pemex, empresas estatales de Brasil y México, respectivamente.  «Estimado Sisco, tengo una propuesta: Usar la planilla N° 1 sin considerar a Petróleos Mexicanos (Pemex) e ingresar a Petrobras (Petróleo Brasileiro S.A.) en su reemplazo».

‘Sisco’ le contestó: “Necesito que me la envíes firmada para proceder a la compra de activos”.

Contratos a pedido

El 18 de julio de 2012, Francisco Reyes Muñoz, un empleado de la BPA en Montevideo, informó mediante un correo electrónico a Andrés ‘Betingo’ Sanguinetti respecto al estado de unas transferencias enviadas por Odebrecht desde la cuentas de sus sociedades Aeon Group y Kleinfeld Services,  a las de sus clientes recomendados en Perú, Panamá y Uruguay. «Hola Betingo, he mirado los traspasos y te digo como está la situación de la documentación. De Aeon a Hispamar continua faltando el contrato, entre ambas partes ya se transfirió US$ 1,000,000 y ahora serían US$ 2,000,000», indicó.

En la lista de transferencias por ejecutar, Reyes dio su conformidad al envío de dinero de Aeon Group a la de la offshore Hispamar International Corp., cuyo representante era el peruano Víctor Muñoz Cuba, primo del viceministro de Transportes Jorge Luis Cuba Hidalgo. Así como de otro traspaso de Aeon Group a «Tejana», posiblemente la cuenta relacionada a Jessica Tejada, pareja de Jorge Luis Cuba, ambos ahora con reclusión preventiva por este entramado de pagos. «De Aeon a Klienfeld, ok; de Aeon a Tejana, ok; de Aeon a Randalee, ok», anotó el empleado bancario.

Entre las transferencias internas, aparece mencionada la offshore Randalee Investment , cuyo dueño era Jorge Peñaranda, principal directivo de Alpha Consult, consultora contratada entre octubre de 2010 y agosto de 2013 por Ositran —presidida en ese entonces por Juan Carlos Zevallos Ugarte— para que inspeccionara la Interoceánica Norte, construida por Odebrecht y otras empresas del sector.

Jorge Peñaranda, dueño de la supervisora Alpha Consult, recibió US$ 2’600,000 de Odebrecht por supuestas consultorías.

Peñaranda, quien ahora está investigado en la fiscalía peruana por su vínculo con Odebrecht, declaró a un medio de prensa haber recibido solo 250 mil dólares de parte de Odebrecht, por «vender» a la firma brasileña un proyecto de infraestructura sobre la interconexión vial de las regiones de Cajamarca y La Libertad.

El consultor adujo que el pago se efectuó en 2013. Sin embargo, según los papeles de la BPA en poder de las autoridades de Andorra, su sociedad, Randalee Investment, recibió transferencias de Aeon y de Klienfeld Invesment por un monto de 2 millones 600 mil dólares entre julio del 2010 y agosto del 2013. Una cifra superior a lo mencionado por el dueño de Alpha Consult.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *