En Vivo

Se un periodista y comparte las incidencias de tú comunidad con nosotros

Whatsapp
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

César "el abusador”

César
Mario Rivadulla

La noticia del día que ha desplazado de los titulares el casi  permanente tema político ha sido el apresamiento en Colombia de César “El Abusador”.

Aunque no se ha divulgado la razón del apelativo, es de suponer que responda a su carácter de hombre dado a la violencia.  Al menos, como tal parece que lo tenía clasificado el FBI.  Y en su expediente criminal figuran algunos hechos de sangre en los que intervino directamente. Además en el submundo del narcotráfico y el crimen organizado para trepar hasta escalones tan elevados como el que también le atribuye la DEA la palabra “compasión”  figura excluida del diccionario.

Su apresamiento en Colombia, extrañamente en un hotel situado en un sector de lujo de la ciudad de Cartagena, cuando por su condición de prófugo sometido a intensa persecución, se suponía que hubiera buscado refugio en un lugar menos visible y que brindara mayor seguridad, sobre todo tomando en cuenta su estrecha relación de negocios con los grandes carteles colombianos de la droga, fue el resultado de una operación tripartita de cooperación entre las autoridades dominicanas, las colombianas y la DEA y el FBI estadounidenses.

Es evidente la importancia que estas dos agencias le atribuyen a “El Abusador” como cabeza de una vasta red de narcotráfico con amplias conexiones internacionales, al punto de que no perdieron tiempo en reclamar de inmediato su envío en extradición, petición ya aceptada por Colombia, por lo que en breve deberá estar sometido a los fuertes interrogatorios de los mas expertos agentes del FBI y la DEA.  De sus resultados poco o nada de importancia llegará a nuestro conocimiento, tal como ha ocurrido con Quirino Paulino, Toño Leña y Figueroa Agosto.  En  todo caso serán informaciones bien filtradas.

Ahora bien, en el ámbito doméstico quedan por definir respuestas.   La primera es ¿cómo fue posible que este personaje, que ya disponía de un expediente delictivo, pudo desenvolver sus operaciones por tanto tiempo con total impunidad, acumular un inmensa fortuna que le permitió convertirse en propietario de decenas de negocios,  llevar y exhibir una notoria vida pública del más escandaloso derroche y codearse con figuras del jet set, estrellas beisboleras y destacados artistas?   ¿No es obvio que tiene que haber gozado de amplia cobertura de poderosas e influyentes elementos y autoridades?

¿De qué contactos y complicidades disponía entre las propias autoridades que le permitieron en el momento culminante en que se procedió a desmantelar su red criminal, recibir aviso del operativo con tiempo suficiente para evadir el arresto?  ¿Cómo pudo permanecer más de dos meses fugado sin salir del país pese a los alegados intensos operativos montados en su búsqueda?  ¿Cómo en cambio pudo ser tan rápidamente detenido en Colombia? ¿Hubo alguna relación entre la recompensa de 100 mil dólares ofrecidas por el FBI y su casi inmediato apresamiento? ¿Lo dejaron al garete y librado a su suerte los carteles colombianos de la droga con los que mantenía tan larga y estrecha relación?  (Llama poderosamente la atención el atentado de que fue víctima en Colombia y del que tuvo que defenderse por propia mano).

Sin dudas, César Emilio Peralta Adamez, que es su nombre, constituye un valioso tesoro de información para las autoridades estadounidenses que al igual que antes con Quirino Paulino y Toño Leña, y debe estar ocurriendo con Figueroa Agosto, le ofrecerán como trato una sentencia más reducida a cambio de delaciones.  La famosa y tradicional ley de la “omertá” de la mafia hace tiempo fue quebrantada y dejó de existir.  El tiempo dirá.  Pero muchas de sus revelaciones de seguro quedarán guardadas celosamente en los archivos clasificados de la DEA y el FBI, que las manejaran de acuerdo a su criterio y conveniencia,  sin que jamás lleguen a nuestro conocimiento, pese a que fue aquí que montó su base de operaciones.  Por algo no perdieron tiempo en reclamarlo de inmediato.  Nosotros tendremos que conformarnos con deducir y especular.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *