En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

China, con cerca de 5,000 ejecuciones, es seguida por Irán con 546 en 2010

China, con cerca de 5,000 ejecuciones, es seguida por Irán con 546 en 2010
China, con cerca de 5,000 ejecuciones, es seguida por Irán con 546 en 2010

La inyección letal es un método de ejecución.

Roma.- Las cerca de 5,000 ejecuciones registradas en China en 2010 la sitúan a la cabeza de todos los países donde se aplica la pena de muerte, seguida por Irán con 546 y Corea del Norte con 60.

La ONG italiana “Que nadie toque a Caín” presentó hoy en Roma su informe anual sobre la pena de muerte, en el que desveló que “la aplicación de la pena capital en el mundo disminuyó en 2010 y en los primeros seis meses de 2011, y mantiene la tendencia a la baja que se registra desde hace diez años”.

A pesar de esta tendencia a la baja, al menos 5,37 personas fueron ejecutadas en 22 países, la mayoría de ellos asiáticos, aunque también figura en quinto lugar Estados Unidos con 46 ejecuciones, después de Yemen con “al menos 53”.

“Muchos países no ofrecen estadísticas oficiales sobre la aplicación de la pena de muerte, por lo que el número de las ejecuciones podría ser mucho más alto”, afirma el documento presentado ante la vicepresidenta del Senado, Emma Bonino.

China se mantiene, con datos similares a los de 2009, como el país donde más penas de muerte se aplican en el mundo, cerca de 5.000, lo que constituye el 85,6 % del total mundial.

Le siguen Irán, único país donde se registró un aumento de las ejecuciones respecto a 2009 (546 en 2010 frente a las cerca de 402 del año anterior), y Corea del Norte con 60 aplicaciones de la pena de muerte.

En el país islámico, según denuncia la ONG Iran Human Rights, citada por el documento, se ejecutaron a 390 personas hasta el día 7 de julio de este año, un dato tres veces superior a 2010.

Según el informe, los países que han decidido abolir la pena de muerte por ley o en la práctica son 155, de los cuales 97 son totalmente abolicionistas, 8 han suprimido los delitos de muerte para los crímenes ordinarios y 6 han aplicado una moratoria sobre las ejecuciones.

Los abolicionistas de facto, los que llevan más de diez años sin realizar ni una sola ejecución, ascienden ya a 44, como recoge la ONG.

Por otra parte, 42 estados mantienen la pena máxima como castigo penal.

El informe asegura que ocho países reanudaron, entre 2010 y 2011, la aplicación de las condenas a muerte: Somalia (8), la Autoridad Nacional Palestina (ANP) (5), Guinea Ecuatorial y Taiwán (4 respectivamente), Bielorrusia y Afganistán (2 respectivamente), Emiratos Árabes Unidos y Bahrein (1 cada uno).

“Que nadie toque a Caín” toca la cuestión de los “costes de la pena de muerte” un debate abierto en Estados Unidos, donde se calcula que el coste de una ejecución oscila entre uno a tres millones de dólares.

Asimismo, sostiene el informe, que, de los 42 países mantenedores de la pena de muerte, 35 “son autoritarios o anti-liberales”.

“La solución definitiva del problema” -se lee en el informe- “más que en la lucha contra la pena de muerte, debe centrarse en la lucha por la democracia, en la afirmación del estado de derecho, la promoción y el respeto de los derechos políticos y de las libertades civiles”.

No obstante, cuatro democracias liberales también aplicaron la pena capital: Estados Unidos (46), Taiwán (4), Japón (2) y Botsuana (1).

En Estados Unidos, en 2010, se ejecutaron a 46 personas en 12 estados, seis menos que en 2009, y en estos seis meses de 2011, 25 en 9 estados.

Bahamas, Gabón, Guinea y Mongolia aplicaron moratorias o se sumaron a la lista de países para suprimir definitivamente la pena de muerte.

Además, en el informe se constata que, entre 2010 y el primer semestre de 2011, no se produjeron ejecuciones en Omán, Singapur y Tailandia, países que figuraban en las listas del año 2009.

El informe recogió 714 ejecuciones en trece países de mayoría musulmana (tres más que en 2009), lo que supone un aumento sustancial respecto a los 658 casos del año anterior, debido, generalmente, a la interpretación rigurosa que en muchos de ellos se hace de la “sharia” o ley islámica.

El estudio subraya que “Europa sería un continente totalmente libre de la pena de muerte de no ser por Bielorrusia, país que no ha parado de condenar y ajusticiar a sus ciudadanos desde el fin de la URSS y que en 2010 mató a dos acusados por homicidio y a otros tantos en 2011”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *