X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Lunes 30 de noviembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 141,777
  • Nuevos casos 855
  • Fallecidos total 2,324
  • Nuevos fallecidos 7
  • Recuperados 113,817
  • Críticos
  • Pruebas 704,580
<< Mapa interactivo >>

CIDH pide a Paraguay diferenciar el trabajo infantil de la explotación

CIDH pide a Paraguay diferenciar el trabajo infantil de la explotación
CIDH pide a Paraguay diferenciar el trabajo infantil de la explotación

 

Foto de Archivo

Foto de Archivo

ASUNCIÓN, Paraguay.- Diferenciar entre el trabajo que realizan niños y jóvenes de lo que son prácticas de explotación es una de las medidas a desarrollar para proteger a ese sector de la población, demandó este lunes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH) durante el foro «Infancia y Trabajo», inaugurado en Asunción.

«El trabajo infantil no es un problema, hay que analizar sus efectos y condiciones. Hay un tipo de trabajo infantil que cabe aceptar, mientras que la explotación se tiene que abolir», dijo la relatora de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes ante la CIDH, la paraguaya Rosa María Ortiz.

Durante su participación en el foro, organizado por el Movimiento Latinoamericano de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores (Molacnats), Ortiz insistió en la necesidad de que las leyes sobre la infancia se centren en niños y jóvenes no sólo como «objetos de protección, sino como «sujetos de participación en las decisiones que les afectan».

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de los 168 millones de niños y jóvenes que trabajan en todo el mundo, 13 millones se encuentran en América Latina (8,8 % del total).

La OIT define el tipo de trabajo infantil que es necesario erradicar como «aquel que priva a los niños de su infancia, su potencial o su dignidad y es negativo para su desarrollo físico y mental».

En cuanto a la situación en Paraguay, Norma Duarte, portavoz de la asociación Callescuela, que trabaja con niños y jóvenes trabajadores, dijo a Efe que la mayor parte de menores que trabajan lo hacen en el ámbito rural, en tareas relacionadas con la agricultura.

Al llegar a la ciudad, «las familias se instalan en asentamientos y los niños se ven obligados a trabajar en la vía pública», con lo que «sus condiciones de vida no mejoran».

El trabajo callejero es el tercer sector de ocupación de niños y jóvenes paraguayos, por detrás del servicio doméstico en casas de terceros, que emplea mayoritariamente a niñas, y la agricultura, según la representante de Callescuela.

En Paraguay hay 400 mil menores de edad que desempeñan algún tipo de trabajo, lo que supone el 23,5% de los niños y adolescentes del país.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *