En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Cinco candidatos a Presidencia Perú tienen posibilidad de ir a segunda vuelta

Cinco candidatos a Presidencia Perú tienen posibilidad de ir a segunda vuelta
Cinco candidatos a Presidencia Perú tienen posibilidad de ir a segunda vuelta

Alejandro Toledo

LIMA, Perú.- La campaña por las elecciones presidenciales peruanas no sólo no se aclara conforme pasan las semanas, sino que “se complica”, ya que los porcentajes de intención de voto muestran a cinco candidatos con posibilidad de pasar a segunda vuelta.

Se trata del expresidente Alejandro Toledo, el exalcalde de Lima Luis Castañeda; la hija del expresidente preso Alberto Fujimori, Keiko Fujimori; el nacionalista Ollanta Humala (que perdió los anteriores comicios en 2006 contra Alan García) y el economista Pedro Pablo Kuczyinski.

Los sondeos que se habían conocido hasta hace un mes auguraban una tranquila y clara victoria de Toledo, con una intención de voto que rondaba los 30 puntos, y la única interrogante era si sería Castañeda o Fujimori, ambos anclados alrededor de un 20 %, el elegido de los peruanos para acompañar al exmandatario en la segunda vuelta.

Las últimas encuestas dadas el pasado fin de semana a conocer vienen, sin embargo, marcadas por la incertidumbre: entre el aún primero Toledo y el quinto Kuczynski, la brecha es menor de ocho puntos, gracias sobre todo a la caída de los dos candidatos hasta ahora más valorados: Toledo (del 30 al 20-23 %) y Castañeda (del 24 al 15 %).

¿Qué ha ocurrido en estos 30 días para variar de forma tan radical el panorama electoral de cara a los comicios del próximo 10 de abril?

El primer punto, y en el que coinciden todos los analistas, es la debilidad de los partidos políticos peruanos: el único con larga tradición, el oficialista Apra, se quedó sin candidato tras la renuncia de la economista Mercedes Aráoz en los inicios de la campaña.

Lejos de tener una filiación a un partido o movimiento, el electorado peruano se caracteriza además por elegir su preferido más por la imagen que proyectan los candidatos que por las propuestas que presentan, lo que volatiliza aún más las preferencias.

Un ejemplo de esta peculiar idiosincrasia peruana es la figura bautizada como “candidato outsider”, un candidato desconocido que sin una gran presencia política previa logra sorprendentemente el favor de los electores.

La victoria de Alberto Fujimori, que venía de ser rector de una universidad, ante el escritor Mario Vargas Llosa en 1990 es el mejor ejemplo de este fenómeno.

La importancia de la imagen que proyectan los candidatos en la preferencias electorales de los peruanos también explica la rápida caída de Castañeda, cuya falta de carisma y su tendencia a evitar las declaraciones a los medios (no por nada se le conoce como “el mudo”) han sido fundamentales en su pérdida de votos.

En el lado contrario, la campaña de Kuczynski se ha basado en acercar al ex primer ministro, muy asociado a la clase empresarial, a las clases media y baja del electorado, con una campaña en la que ha recorrido mercados y programas humorísticos de la televisión, y en la que ha bailado reggaeton y hasta contado chistes.

Según las encuestas, además, su campaña es la menos agresiva, lo que muestra un cansancio de los electores ante los continuos ataques de ida y vuelta protagonizados entre candidatos como Castañeda y Toledo, y en el que no han faltado incluso declaraciones del presidente Alan García, quien aseguró que Toledo debía tener una fijación “psicosexual” con él.

Humala, por su parte, ha tardado en despegar, pero finalmente su estrategia de mostrar una imagen más moderada que en la anterior campaña presidencial comenzó a dar frutos (ha subido de un 8 a un 18 %), a lo que se sumó su reciente paternidad y la costumbre de presentarse en público en un entorno familiar.

La que no parece verse afectada por estos cambios es Keiko Fujimori, cuya candidatura ya ha sido calificada como una roca, que ni sube ni baja encuesta tras encuesta, pues se mantiene segunda con un 18,5%, una fortaleza que se sostiene sobre unos “partidarios cautivos” y que puede serle suficiente para pasar a la ansiada segunda vuelta.

A 20 días de las elecciones presidenciales nada parece decidido, lo que obligará a todos los candidatos a redoblar sus esfuerzos y gastar hasta el último cartucho en unas apretadas dos semanas finales de campaña.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *