En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Comió solo 'nuggets' y papas fritas durante 17 años

Comió solo 'nuggets' y papas fritas durante 17 años
Comió solo 'nuggets' y papas fritas durante 17 años

REDACCIÓN.- Durante 17 años, el británico Ryan Howarth comió ‘nuggets’ de pollo y papas fritas casi a diario, hasta que un buen día cambió radicalmente su dieta, a pesar de que llevaba desde los cuatro años alimentándose exclusivamente de comida rápida, informa Mirror.

Antes de modificar de manera drástica su alimentación, Howarth, que actualmente tiene 21 años, podía comer ocasionalmente bistec, salchichas, pasta o dulces, pero el 90% de su dieta consistía en ‘nuggets’ y patatas. Si le ofrecían otro tipo de comida podía llegar incluso al extremo de echarse a llorar y no parar durante 20 minutos.

“Cuando me proponían comer algo diferente reaccionaba de la misma manera que los demás reaccionarían a la propuesta de probar insectos. Me parecía muy raro”, explica el propio Ryan, que dice que sus padres estaban preocupados por su salud y eso solía provocar discusiones. Nunca estaba presente en las comidas familiares y solo comía en su habitación.

Howarth sufre un trastorno alimenticio selectivo. Su familia lo alertó en repetidas ocasiones sobre los riesgos de su dieta para la salud, lo que lo llevó a buscar un terapeuta que lo persuadió de probar otros alimentos incluso antes de que Howarth abandonara el hábito de comer en su habitación. En cuestión de minutos, el británico ya estaba probando una variedad de platos sin dudarlo.

Solo un mes después de haber empezado a introducir nuevos alimentos a su dieta, Howarth ya se sentía más saludable. Antes tenía bajos niveles de energía, tomaba muchas vitaminas para compensar los nutrientes que no obtenía de la comida e ingería una barra de chocolate cada vez que se sentía débil.

Su madre, Christiane, de 45 años, ha notado un cambio drástico en la personalidad de su hijo desde que asumió la nueva dieta y cree que ahora Ryan es mucho más sociable y amigable. “Ya empieza a verse más saludable. He notado algo más de color en su cara. Sin embargo, eso es solo el principio”, sostiene.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *