En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Cómo funcionan las elecciones de Estados Unidos?

¿Cómo funcionan las elecciones de Estados Unidos?
¿Cómo funcionan las elecciones de Estados Unidos?

REDACCIÓN INTERNACIONAL.– El sistema electoral americano es complejo y singular. Muchas de las leyes son antiguas y a día de hoy no se han modificado. Por ello, entre otras cosas, se vota en martes, hay que estar registrado y lo que más choca es que el voto popular no elige al presidente. El candidato más votado en las elecciones de Estados Unidos puede no mudarse a la Casa Blanca. Aquí explicamos algunas claves de los comicios presidenciales que se celebran este 8 de noviembre.

¿Por qué se vota en martes?

Las elecciones siempre son el primer martes después del primer lunes de noviembre. Es por una ley del siglo XIX, de cuando la agricultura tenía un papel preponderante en la sociedad americana, la gente se desplazaba en carruajes y a caballo y sólo podían votar los hombres blancos. Para estas fechas, la cosecha había acabado, aún hacía buen tiempo y así no coincidía con la festividad de Todos los Santos para los católicos.

Además, se eligió el martes para que los hombres se pudieran desplazar hasta el punto de votación sin problemas. Así si tenían que salir el día antes, no lo hacían en domingo, día sagrado y de oración para los cristianos. Y el fin de semana se descartó porque los judíos guardan el sabbat y los cristianos el domingo.

Ha habido varias iniciativas para cambiar esta ley y que la votación no sea en un día laborable y lectivo, pero todas han fracasado.

¿Qué es el colegio electoral?

El voto popular no elige al presidente ni al vicepresidente de forma directa. Desde hace 229 años lo hace una institución llamada colegio electoral, integrado por 538 electores o compromisarios de todos los estados. Esa cifra es igual al total de senadores y congresistas (100+435) del país norteamericano, y los tres representantes del Distrito de Columbia, ubicado en la capital.

Cada estado tiene el mismo número de compromisarios que parlamentarios. Salvo Maine y Nebraska, todos los estados adjudican el total de compromisarios a quien gana el voto popular. El sistema se llama Winner takes all. Sólo esos dos estados los reparten de forma proporcional y por distritos. Los estados con más compromisarios son California (55), Texas (38), Florida y Nueva York (29), Pensilvania e Illinois (20) y Ohio (18).

El candidato que tenga 270 compromisarios será el próximo presidente. No siempre quien gana el voto popular es elegido presidente. Ha pasado ya cuatro veces, el último caso fue el de Al Gore y George W. Bush en el año 2000. El candidato obtuvo más votos, pero se quedó en 266 compromisarios después de perder Florida por un margen estrechísimo. Puede haber electores desleales, pero hasta ahora en la historia nunca un compromisario desleal ha determinado la elección de un presidente. Este año hay uno del estado de Washington que ya ha dicho que no votará por Clinton, que previsiblemente se llevará el estado norteño.

Si ningún candidato suma 270 electores, será el Congreso quien elija al presidente y el Senado al Vicepresidente. La Duodécima Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, aprobada en 1804, así lo establece.

Los republicanos gozan actualmente de una holgada mayoría en la Cámara de Representantes (247 frente a 188), por lo que la elección de Trump, incluso con alguna disidencia interna, parece un hecho.

¿Cuando habrá próximo presidente?

Tras las elecciones, los compromisarios del colegio electoral se reunirán el lunes que sigue al segundo miércoles de diciembre, este año el día 19, en los parlamentos estatales y votarán. Después los votos certificados se envían al Senado, donde se ordenan sin abrirlos por orden alfabético y se guardan en dos cajas de caoba. El 6 de enero el Congreso se reunirá en sesión conjunta para hacer el recuento y se declarará un ganador, que será investido presidente el 20 de enero.

¿Qué y cuáles son los estados bisagra?

Nevada, Iowa, Ohio, Carolina del Norte, Pensilvania y Florida son los estados más determinantes de cara a la elección del próximo presidente. También se conocen como swing states o battleground states. Estos estados no tienen un claro candidato como favorito y por ello Clinton y Trump se han centrado en ellos en la recta final de la campaña. Pueden decantar la balanza a favor de republicanos o demócratas y son los estados a los que hay que estar atento la noche electoral.

¿Qué se vota en el Senado y en el Congreso y qué importancia tiene?

En 2014 hubo elecciones parlamentarias y los republicanos tienen mayoría en el Congreso, o Cámara de Representantes, y en el Senado. La relación de fuerzas puede cambiar en las próximas elecciones. Además de la presidencia, también hay en juego 34 escaños de los 100 que componen el Senado y los 435 congresistas de la Cámara de Representantes.

Esa mayoría republicana ha impedido que Obama pueda desarrollar del todo algunas políticas, como acabar con el embargo a Cuba, tipificado por las leyes estadounidenses. Ello ha llevado a grandes donantes del Partido Republicano que daban la batalla de Trump por perdida, o que simplemente se negaban a apoyarlo, a financiar carreras de otros políticos al Senado y Congreso para afianzar y retener la fuerza parlamentaria aunque Clinton sea la próxima presidenta.

Los demócratas tienen la esperanza de recuperar el control de la Cámara Alta, algo que harían con cinco senadores más.

¿Cuál es la simbología del Partido Republicano y del Partido Demócrata?

El elefante es el animal oficial de los republicanos, mientras que el asno es el símbolo no oficial de los demócratas. Los emblemas adoptados en el siglo XIX representan la fuerza y la inteligencia (elefante), así como la humildad y el coraje (asno). Ambos símbolos los popularizó el caricaturista estadounidense de origen alemán Thomas Nast.

El azul representa a los estados federados de mayoría demócrata, mientras que el rojo simboliza a los estados en los que ganan los republicanos. El azul domina especialmente en el noreste y en el oeste, mientras que son rojos sobre todo el sur y el centrooeste.

El Partido Republicano, también conocido como Grand Old Party, aboga por rebajas fiscales, menos Estado y valores conservadores y religiosos. Actualmente tiene la mayoría en la Cámara de Representantes. George W. Bush (2001-2009) ha sido hasta ahora el último presidente republicano.

El Partido Demócrata es uno de los dos grandes partidos de Estados Unidos. Hasta la fecha ha colocado en la Casa Blanca a seis de los 12 presidentes de la posguerra. En comparación con los republicanos, los demócratas son más bien liberales de izquierda y tienen sus bastiones electorales sobre todo en el noreste y en la costa del Pacífico.

Además de Hillary Clinton y Donald Trump, ¿qué otros partidos y candidatos se presentan?

Además de los dos partidos del sistema tradicional bipartidista de Estados Unidos, demócratas y republicanos, también se presentan a las elecciones el Partido Libertario, con Gary Johnson como candidato, y el Partido Verde, con Jill Stein; además de otras formaciones minoritarias como el Partido por el Socialismo y la Liberación, con Gloria de la Riva como candidata.

En Utah se presenta el candidato independiente Evan McMullin, que es mormón y podría llegar a ganar –muchos sondeos le sitúan cerca de Trump– en el estado donde el 60% de la población confiesa esa fe.

¿Qué más se vota el 8 de noviembre?

Además de elegir parlamentarios y presidente y un nuevo Gobierno, y otras elecciones locales, aprovechando la elección de este martes habrá referéndums y otras votaciones y varios estados.

Los votantes de California, Arizona, Nevada, Massachusetts y Maine mostrarán su opinión sobre iniciativas estatales para legislar el consumo recreativo de marihuana. Por el momento, este uso del cannabis está permitido en Alaska, Washington, Colorado, Oregón y el Distrito de Columbia. Además, Arkansas, Florida, Dakota del Norte y Montana decidirán si aprueban el empleo de la marihuana con fines medicinales, un aspecto ya regulado en veinticinco entidades de la nación.

En California hay 17 propuestas que se votan. Además de la legalización de la marihuana, Destaca una sobre la pena de muerte y otra sobre el uso obligatorio de preservativo en los rodajes de películas porno. De aprobarse, la industria pornográfica amenaza con hacer las maletas y trasladarse a Florida.

También hay una sobre el precio de los medicamentos. Los electores podrán decidir si el estado debe negociar con las compañías farmacéuticas los precios de los medicamentos con receta que no sean superiores a los que paga el Departamento de Veteranos de EE.UU., un 25% más baratos de media. De los 115 millones de dólares invertidos en la campaña, 109 los han puesto las farmacéuticas contrarias a la medida.

Otra de esas iniciativas se refiere también a la pena capital. Los defensores de las ejecuciones, entre ellos asociaciones de policías y abogados, piden el apoyo a la “Pop 66”, que propone la aceleración de las ejecuciones, abreviar los procesos de apelación y reducir la cifra de recursos posibles para evitarla. Si resultan aceptadas las dos propuestas sobre la pena de muerte, de signo opuesto, ganaría la iniciativa que reciba la mayor parte de los votos.

Con la abolición de la pena de muerte, California podría seguir el ejemplo de 20 estados norteamericanos en los que ya se prohibieron las ejecuciones, en parte por decisión parlamentaria. Más de 2.900 hombres y mujeres esperan en Estados Unidos a ser ejecutados.

Colorado, con nueve, es otro de los estados que más propuestas presenta, dos de ellas muy controvertidas. Por un lado, los electores están llamados a aprobar el ColoradoCare, un sistema de asistencia sanitaria universal sin precedentes en el país y que tiene el apoyo del senador progresista Bernie Sanders. Por el otro, una propuesta que prevé legalizar la muerte asistida bajo determinadas circunstancias, como ya pasa en California, Oregón, Montana, el estado de Washington y Vermont.

Nueva Jersey, por su lado, lleva a las urnas la construcción de dos casinos que supondría el fin del monopolio en este campo de la decaída Atlantic City. Estados vecinos como Massachusetts y Rhode Island también decidirán sobre la construcción de nuevos casinos.

Desde hace siete años, el sueldo mínimo en EE.UU. fijado por el Congreso es de 7,25 dólares la hora. Es por eso que Colorado, Maine y Arizona votarán aumentarlo a 12 dólares la hora y el estado de Washington a 13,50. Dakota del Sur, por su lado, pretende rebajar en un dólar el sueldo mínimo de 8,50 para los menores de 18 años.

También en varios estados se votarán incrementos en el impuesto al tabaco: California 2 dólares por cajetilla, Dakota del Norte 1,76 dólares y 1,75 en Colorado, mientras que en Misuri compiten dos propuestas de 23 y 60 centavos. Aunque se aprueben las subidas, lejos quedan los 14 dólares que vale la cajetilla en Nueva York.

El estado de Washington puede pasar a la historia por un impuesto sin precedentes en EE.UU.: sus ciudadanos votarán un gravamen para las emisiones de dióxido de carbono, una medida inspirada en la vecina Columbia Británica (Canadá), que la implementó en 2008.

En Massachusetts pretenden prohibir que los animales de cría vivan en condiciones de “confinamiento” y en Colorado, dentro de su paquete de medidas progresistas, abolir de una vez por todas la “esclavitud” o “servidumbre involuntaria”, que hoy en día todavía contempla su Constitución para los presos.

Más allá de las 154 propuestas estatales, los ciudadanos de Washington, la capital de EE.UU., quieren dar luz verde a la redacción de una Constitución para el Distrito de Columbia como primer paso en su propósito de constituirse en el estado número 51, algo que eventualmente debería validar el Congreso.

Finalmente, además de las consultas estatales y la de Washington hay decenas convocadas a nivel local. Una de las más controvertidas es la que votarán diversas ciudades de California, como San Francisco, para fijar un impuesto a las bebidas azucaradas. La industria de los refrescos ha invertido 30 millones de dólares a favor del “no” en esas consultas.

¿Hay que registrarse para votar?

El censo de Estados Unidos lo conforman los votantes registrados, no todos las personas que por su edad pueden ejercer su derecho a voto. El periodo y el modo de registro (puede ser presencial y online) es diferente en cada estado. En algunos estados se puede hacer el mismo día de las elecciones y muchos votantes ya están registrados en uno u otro partido. Los que no se decantan se registran como independientes, aunque no tienen la obligación de votar según el registro. Los plazos también varían en cada estado.

¿Se puede votar antes del 8 de noviembre?

Sí. Hay 37 estados que permiten el voto anticipado. Además, algunos de ellos permiten cambiar el voto emitido con antelación el mismo día de las elecciones en un punto de votación.

El voto anticipado apunta dos tendencias claras: los latinos acuden a las urnas con más pasión que en anteriores comicios, lo que beneficia a la candidata demócrata Hillary Clinton, pero los afroamericanos muestran mayor desgana, lo que favorece al republicano Donald Trump.

Según los últimos datos, para el 5 de noviembre casi 40 millones de estadounidenses habían depositado su voto, una cifra superior al total de algo más de 32 millones de votos anticipados de 2012.

¿Qué pasará con las cuentas presidenciales en las redes sociales?

Barack Obama ha sido el primer inquilino de la Casa Blanca presente en las redes sociales. La cuenta @POTUS (President of the United States), con sus casi 11 millones de seguidores, pasará al ganador de los comicios, al igual que la cuenta de Facebook e Instagram, y las cuentas de la primera dama y del vicepresidente Biden. Los tuits y los posts se borrarán y los que hay ahora pasarán a la cuenta @POTUS44, ya que es el presidente número 44 de Estados Unidos. Con lo que el próximo presidente tendrá a los seguidores, pero empezará de cero.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *